Mantequilla e Ipads, según Maura Morés

Mantequilla e iPads La primera vez que visité Zaragoza quedé enamorada de una tienda de gourmandises como las del norte de Francia que podías encontrar en una de esas pocas calles del centro que aún albergan comercios de artesanía religiosa o corsetería obsoleta. Entre abanicos de nácar, pastilleros esmaltados, figuritas de San Josemaría Escrivá y camafeos o guardapelos algo inquietantes, sobresalía aquella cueva del placer cuyo aroma a mantequilla y esencia de vainilla te envolvía a metros de distancia. Tuvimos que entrar, claro, y compramos una caja de color coral…

Leer más

Divorcios, por Maura Morés

Divorcios Nos hallamos muy preocupados por el uso exhaustivo de gel hidroalcóholico en cuanto entramos en un establecimiento y por toser siempre contra el codo, pero la vida pandémica deja otro rastro de deflagraciones destructoras a su paso. Enrique Ponce ha terminado de cansarse de Paloma Cuevas durante nuestro encierro, seguramente menos idílico que el de Pampinea o Fiammetta. Neifile, la nueva amante, es infinitamente más joven y menos rígida. Seguro que no le importa mancharse la barbilla y los dedos de salsa teriyaki cuando salgan por ahí. Y me…

Leer más

Antes, por Maura Morés

Antes De esperar: mi primera columna enteramente profesional en veintinueve años está siendo redactada bajo el gratinado de un taladro, cortesía de algún vecino descontento con lo que ofrece la vivienda de por sí. Antes, seguramente se habría visto en apuros perturbando la siesta de junio de comerciantes y asalariados tras la primera mitad de su jornada. Antes. Siempre resuena en mi cabeza, quizá porque me gustaba que no llamaran al fijo de las casas tras comer o la caída del sol. Y, cuando te esfumabas lo que el sistema…

Leer más

Foodievirus, según Maura Morés

FIRMA INVITADA Foodievirus Maura Morés Me ha dado por rastrear el origen del término foodie para arrancar esta reflexión que ha empezado con un lastimero aullido gástrico. Como cualquiera puede buscarlo y constatar que fue una creación de un célebre cronista gastronómico del New York Magazine, no voy a ocupar espacio con información redundante. Es más importante pensar en el porqué de la existencia de los foodies y en las causas de su proliferación. Tal vez se deba a que los medios han decidido que van a canalizar para siempre…

Leer más