Redes sin Punset, por Pep Marín

Redes sin Punset El hecho de que haya personas que consigan hacernos creer que hay “matuteo” en los procedimientos y actuaciones de otras personas, así porque sí, es como tener la facultad para poner un cañón de esos de las guerras que pegan unos petardazos tremendos en la puerta de cualquier casa; y parafraseando a Henry, en Henry retrato de un asesino, sólo basta decir: “Otis, enciéndela”. Además, si el ambiente social está en modo sartén con aceite hirviendo, o en modo boca hambrienta traga sapos, y te da por…

Leer más

Neocapullos, por Pep Marín

Neocapullos La señora que me está atendiendo en esta covacha inmunda parece una experta en geopolítica global y economía mundial. Me está hablando, pero yo estoy en una doble operación de oyente y rumiante. Rumio: “Por los estigmas de Cristo. A que salgo corriendo y me tiro por la terraza y a tomar mucho por culo todo”. Rumio: “Ahora entiendo a Caín. Por favor Diosito, échame una mano”. Me dice que las intenciones y las ideas sin ejecutar de los grandes magnates de negocios vitales para la humanidad, como la…

Leer más

Julian Assange, por Pep Marín

Julian Assange La princesa está triste… ¿qué tendrá la princesa? Los suspiros se escapan de su boca de fresa, que ha perdido la risa, que ha perdido el color. La princesa está pálida en su silla de oro, está mudo el teclado de su clave de oro; y en un vaso olvidado se desmaya una flor. Hoy tocaría repasar la vida y obra de Rubén Darío. La pasión que has puesto preparando la clase, proyectada hacia el aula híper-hormonada; esa misma pasión en la que te ves a ti misma…

Leer más

El gran capullazo, por Pep Marín

El gran capullazo De un tiempo a esta parte de la vida en curso, eso de mantener el foco de atención e implicación en una sola cosa sin que te empiece a picar el culo, y busques como un adicto/a otro quehacer para, simplemente, aburrirte en menos que canta un gallo, y buscar otro, y otro, y otro menester; y como colofón, comerte dos melones de agua y acostarte saturado/a, apesadumbrado/a, desangelado y con una panza que te llega a lámpara del techo, mas con un mosquerío de nervios revoloteando…

Leer más

Hispano-austrohúngaro, por Pep Marín

Hispano-austrohúngaro Se dice, y de esto ya ha llovido, que una de las posibilidades de aprendizaje es por imitación, por la observación de lo que el/la otro/a hace. Anda que no era avispado el señor Bandura. Cuando una viene de fuera, de otro país, observa conductas y comportamientos; la idea de bien o mal es posible que se pueda difuminar y emprender un camino inexplorado en ti, según en qué lugar del mundo te encuentres, según lo que ya traes aprendido, y que choca con la observación de “nuevos comportamientos…

Leer más

Mierda de perro, por Pep Marín

Mierda de perro Tras una muy larguísima temporada de civismo a nivel familiar, social, laboral, político y urbano-ambiental, llega un día en que se produce un desplome cultural en ti. El detonante, o no sé si estará mejor expresado detonador, es la mierda de un perro que se ha cagado en la acera a pocos centímetros de la puerta de tu coche; como milimetrado, como buscándote, como retándote cara a cara en un duelo de luna; mierda que no ha sido recogida; mierda que has pisado en blando como quien…

Leer más

Aúpa, por Pep Marín

Aúpa ¿Cómo se aúpa a un señor a primera línea de la política tras posar junto a un narcotraficante? ¡Hostias! ¿Esto pasa en el resto del mundo o tengo que meterme a internet? Bueno, no hace falta, menudos mandangas hay por ahí sueltos siendo jefes de estado. Pero, ¿de qué forma se disuelve el estereotipo en la mente colectiva si a uno o a una le hacen la carrera política? Porque la carrera se la hacen a uno, lo escogen, le miden. Seguro que hay una reacción química ahí dentro…

Leer más

Ruina humanoide, por Pep Marín

Ruina humanoide Resulta paradójico, según mi percepción y mi interpretación de lo percibido, que una institución, a través de sus abogados y abogadas, acuda a la justicia buscando cobijo para no cumplir una ley. Recurrir y recurrir para negar un derecho ya adquirido por la ciudadanía. Ley de transparencia. Tú en la ventanilla correspondiente, con el DNI y la solicitud firmada sacando la puntica de la lengua, con la seguridad que te aporta estar ante todo un estado social y democrático de derecho, robusto, inmensa alegría, fiesta y gran salud,…

Leer más

Diagnóstico Lucas, por Pep Marín

Diagnóstico Lucas Cuando uno percibe que el equilibrio, da igual de la naturaleza y dimensión que sea, y la armonía se pierden, el que se establezca un diagnostico que dé en el origen del problema o necesidad se torna muy importante. Para diagnosticar, y que ese diagnóstico sea una cosa robusta y bien construida, hay que poseer unas determinadas capacidades de discernimiento, de reconocimiento, pues la ligereza y tibieza de argumentos solamente nos lleva a describir hechos, síntomas, escribir por escribir, hablar por hablar, sin que podamos siquiera levantar la…

Leer más

Cocotoro Traoré y yo, por Pep Marín

Cocotoro Traoré y yo Cocotoro Taoré ha venido a Cieza invitado como agente cultural desde la selva de Nueva Papú para dar charlas en los colegios de la Región de Murcia y explicar cómo es la vida cotidiana en su tierra. Me lo estoy llevando en mi coche a Murcia desde hace unas semanas, es un favor que le debo a una amiga, y a mí “no me da cuidao”. Después de varios días de ruta nocturna, todavía, pues atravesamos el mes de febrero y son las siete de mañana,…

Leer más

A piñón fijo, por Pep Marín

A piñón fijo La psiquiatría y psicología modernas han rescatado del riquísimo baúl de dichos populares la expresión: “A piñón fijo”. E incluso están pensando en incluirla en la nueva edición del DSM como nuevo diagnóstico que aúne aspectos relacionados con la neurosis y la psicosis. El ir “a piñón fijo” tiene sus connotaciones positivas, eso se sabe bien, y tiene que ver con el tesón, la voluntad, el arremangarse y tirar hacia adelante aunque caigan del cielo ruedas de molino, es insistir e insistir, se consiga el objetivo o…

Leer más

Llámame trauma, por Pep Marín

Llámame trama Hay veces que una no sabe dónde está, o dónde es. Estás comiendo a las cuatro y algo de la tarde como todos los días de lunes a viernes. Esto, quizá, por razones culturales de horario de comidas en España desenganche algún neurotransmisor cerebral. No estás atenta a la acción de comer, lo haces, pero en plan mecánico, con muy poca concentración, sólo la mínima por si te encuentras algún hueso o un elefante verde. Por encima o por debajo de la acción mecánica de comer está también…

Leer más

Fe de vida, por Pep Marín

Fe de vida Es muy complicado resolver una prestación familiar por hijo a cargo. Por eso tardan, a veces, más de un año en comunicar si tu solicitud es favorable o no. Esto no es, como el tema de la bolsa y los parquets figurados que lo entiende todo el mundo, o los mercados de futuros cuya dinámica de funcionamiento es tan sencilla como intuir que vas a cagar duro. La prestación familiar está a la par de aspectos como la NO materia o los agujeros negros. No nos llega…

Leer más

Torpes, por Pep Marín

Torpes Les tengo envidia sana a las personas denominadas “manitas limpias”. No nos confundamos por Dios, me refiero a las personas que poseen una finura y una seguridad y una serenidad en la labor que las hacen dignas de admiración; esas personas que hacen un trabajo reflexivo inicial y luego ejecutan lo ideado con una limpieza y destreza que da gusto verlas. No se manchan nunca, o casi nunca, y te quedas obnubilado viéndoles hacer la faena como quien ve caer lentamente una pluma de oca a la copa de…

Leer más

Ecología constitucional, según Pep Marín

Ecología constitucional Cuando un político, en una declaración ante la prensa, está diciendo que no va a permitir que su contrincante político controle el Consejo General del Poder Judicial después de cinco años de bloqueo, y lo dice sin tapujo alguno y sin pudor, al punto de ni despeinarse ante tal controvertida frase, está diciendo muchas más cosas que las que brota de la lectura literal de la misma. Está diciendo que el Consejo General del Poder Judicial es controlable políticamente, y que para que lo controle el otro lo…

Leer más

Campañas de recogida de alimentos, por Pep Marín

Campañas de recogida de alimentos Cuando en determinados momentos del año se nos invita a participar en campañas de recogida de alimentos, y vamos a los supermercados con nuestros hijos e hijas, o solos y solas, o con tu primo Gustavo, o como te dé la real gana, y compramos para echar al cesto alimentos no perecederos, o perecederos pero de caducidad suficientemente importante para que aguante hasta más allá de los repartos; y estás allí en la caja y le dices a la persona que te cobra: Esto para…

Leer más

Ira súbita, por Pep Marín

Ira súbita El otro día me volví un poco o un mucho loco. No sé si contároslo, porque me da vergüenza, y es que es tela marinera. Bueno, esto no lo lee nadie; no pasa nada. Algunas veces nos solemos decir cuando nos pillan in fraganti haciendo algo de dudosa moral: “Yo no soy así, yo no soy así”, como quien ha hecho el acto o dicho algo fuera otro/a, como si fuera un desliz muy puntual en tu manera de ser. ¿Tú no eres así? Anda que no, espera…

Leer más

Otra vez al chabolo, por Pep Marín

Otra vez al chabolo Agua fresca. Reconozco esa cara que me devuelve el espejo; otras veces no. Estoy tan cansado de mí mismo que me olvido de quién soy. Me miro las palmas de las manos y me concentro, como aquellos que rezan observando ensimismados las yemas de sus dedos. Estoy en un bucle salvaje. Comida. Recibo de agua. Recibo de luz. Comisión del banco. Me van a embargar la casa. Pánico. No tengo a nadie. Creo que existe un muy serio problema de concentración o falta de atención en…

Leer más

Relativismo y muerte, por Pep Marín

Relativismo y muerte Para cuando el coro humano que se reúne en grandes salones con grandes mesas redondas, con buena moqueta y buena iluminación y buena madera de caoba y buenos almuerzos y buenas dietas y buenos coches carísimos negros con cristales ahumados antibalas, con chófer y buenos trajes de gala y vestidos de pitiminí y buenos hoteles y recepciones espectaculares, y la Alhambra que se cierra, para ellos y ellas, para que puedan ver bien tranquilos y tranquilas el espectacular espacio arquitectónico creado por seres humanos, sin que la…

Leer más

La banda del bolsillo roto, según Pep Marín

Cuando veo en mi estantería un libro de Banana Yoshimoto titulado Kitchen me acuerdo siempre de mi amiga Pilar Guirao. Me pregunto si ese libro será suyo ¿O me lo compré yo después para volver a leerlo? En cualquier caso, yo creo que después de 25 o 30 años si es que era suyo, ya es mío por usucapión. Y si no es por usucapión por lo que sea. No sabía yo que a los jueces de enlace españoles que hacen sus funciones de impulsar y acelerar cooperaciones de tipo…

Leer más

Limón exprimido, por Pep Marín

Limón exprimido Resulta evidente que las personas que copan las primeras filas del panorama político español no toman en ayunas agua con limón exprimido. No sé cómo se las apañan pero siempre tienen una. Una disputa, una controversia, un punto de vista totalmente opuesto al contrincante político. Ahora, Israel y Palestina. Ayer, la amnistía. Antes de ayer, el salario mínimo o la inflación. Mañana, la jura de bandera en Cieza. El otro día conversando con mi amigo Santiago de Blanca, en la ciudad de Murcia y que viene casi todos…

Leer más

La salud mental es un derecho universal, por Pep Marín

‘Salud mental, salud mental: un derecho universal’ En nuestras carteras o billeteras solemos guardar cosas más allá de aquellas cuyo valor es estrictamente económico. Por asociación de ideas en las billeteras aparecen en cualquier formato fragmentos de nuestra historia de gran e incalculable valor emocional. En la mía, la foto de mi hija y la de mi medio albaricoque en una instantánea donde se había teñido el pelo de rojo. No me olvido nunca de fray Leopoldo de Alpandeire, que por tradición familiar siempre ha estado ahí, en carteras pasadas…

Leer más

Amnistía, por Pep Marín

Amnistía Hablando de todo un poco una rueda puede ser varias cosas. Rueda de prensa, por ejemplo. También puede ser rodear a un detenido y golpearle desde todos los ángulos. Así no te da tiempo a repeler los palos en el acto casi reflejo de defenderte con tus manos y brazos, piernas y pies; no tienes escapatoria. La bañera es un recipiente que se puede usar para muchas cosas. Una de ellas es para llenarla de agua y excrementos y meter la cabeza a un detenido/a hasta que éste o…

Leer más

Las decisiones judiciales y sus consecuencias, por Pep Marín

Huevos rellenos Hablando de justicia, no se ve a ningún juez o jueza dando una rueda de prensa tras una sentencia polémica que ha llegado a la opinión pública y nos ha escandalizado. Quizá es que no pueden dar ruedas de prensa y sólo pueden darlas sus representantes administrativos, que tampoco se dejan ver demasiado, o puede que sólo se dan en plan general, como asociación, y sobre algo que les repercute directamente como profesión: el sueldo, la tecnología, las goteras en el palacio de justicia, la silla que no…

Leer más

La política, según Pep Marín

Taichí. Villalba No ha probado bocado desde el café de las seis y media de la mañana y son las cinco de la tarde. Ha estado en el mitin de la plaza de toros viendo “a la nueva política”. Después, todo ha sido un cavilar y cavilar y cavilar. Ha habido un cuarto de entrada en la plaza de toros siendo generosos. No le ha gustado lo que ha escuchado, incluso sentido más allá de lo que podía comprender de sí mismo. Ha sentido algo parecido a la ternura. Ha…

Leer más

La otra cara del ciprés, según Pep Marín

La otra cara del ciprés A veces las coincidencias se dan de tal manera, un silencio tan impresionante, que se podría dibujar. Sólo queda un cráneo por retirar de la fosa común. Los demás ya han sido debidamente comprobados. Los huesos, todo lo que queda. Se saben sus nombres. Se sabe lo que pasó desde la perspectiva de la familia que vio cómo se los llevaban. Lo que dijeron los que se los llevaron cuando entraron en las casas. Se sabe la trayectoria de esas mujeres y hombres en sus…

Leer más