Saorín: “Consumo regulará las máquinas de ‘vending’ para introducir fruta”

El concejal de Consumo ha valorado positivamente «que el ministerio que dirige Alberto Garzón esté desarrollando un marco normativo para revertir la situación actual, dado que más del 90% de los productos que ofrecen las expendedoras no son saludables»

Crónicas de Siyâsa/Concejalía de Consumo

En un comunicado de prensa, el concejal de Consumo del Ayuntamiento de Cieza, Francisco Saorín, ha valorado positivamente que el Ministerio que dirige Alberto Garzón esté desarrollando un marco normativo para revertir la situación actual, «dado que más del 90% de los productos que ofrecen las expendedoras no son saludables». El Ministerio de Consumo que dirige Alberto Garzón, a través de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), está elaborando un proyecto para regular las máquinas de ‘vending’ con el objetivo de introducir productos saludables, como frutas frescas.

“Este asunto está entre los temas que Consumo quiere abordar a lo largo de la legislatura”, ha apuntado el edil, reconociendo que se trata de “un tema complejo” que entra en conflicto con las atribuciones de las comunidades autónomas en materia de comercio, por lo que el ministerio tratará así de ocupar un hueco legal que prácticamente todas las comunidades autónomas han dejado en blanco.

Sólo el 10% de los productos son saludables

El Concejal de Consumo del Ayuntamiento de Cieza ha declarado que las frutas son «las grandes ausentes» en las máquinas de ‘vending’, ya que prácticamente ninguna ofrece alimentos frescos, siendo la bollería industrial, galletas, patatas fritas, bebidas azucaradas y aperitivos ultraprocesados los productos que ofrecen.

Saorín ha señalado que en multitud de centros educativos españoles, a pesar de que la Ley de Seguridad Alimentaria y Nutrición -en vigor desde 2011- establece que «en las escuelas infantiles y en los centros escolares no se permitirá la venta de alimentos y bebidas con un alto contenido en ácidos grasos saturados, ácidos grasos trans, sal y azúcares”, ofrecen este tipo de productos.

Asimismo, ha señalado que tampoco los hospitales españoles son la excepción. Así, un estudio elaborado en 12 centros sanitarios españoles ha revelado que el 91% de los 300 productos que ofrecen 35 máquinas expendedoras son productos no saludables -según los criterios de la OMS- y el 78% de ellos está catalogado con una puntuación ‘D’ o ‘E’ de acuerdo con el sistema de etiquetado frontal Nutriscore.

Saorín ha informado que esta regulación de las máquinas de ‘vending’ llegará tras la apuesta definitiva de Consumo «por el polémico Nutriscore, un modelo que, si bien cuenta con numerosos detractores por la mala puntuación que obtienen productos saludables como el aceite o el queso, se enmarca dentro de la política que ha marcado el área que dirige Alberto Garzón para combatir una de las epidemias del siglo XXI, la cual tiene cada vez más incidencia entre los jóvenes españoles: la obesidad».

La introducción de productos saludables en las máquinas expendedoras es, además, una demanda que desde hace años mantienen multitud de expertos en nutrición. El interés de los consumidores por acceder a alimentos más sanos está haciendo que la tendencia se revierta y cada vez son más los dispositivos de ‘vending’ los que ofrecen frutas, aunque el manejo de productos frescos sigue suponiendo un problema y será un auténtico reto si finalmente el Gobierno introduce un marco regulador.

Finalmente, Saorín ha reconocido «las dificultades a las que se enfrentan las empresas dedicadas a esta actividad para ofrecer productos frescos ya que, dada su condición de caducidad, se ven forzados a transformar sus sistemas de gestión y logística para adaptarse a estos alimentos y garantizar su buen estado a lo largo de todo el proceso: compra, reparto y almacenamiento».

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario