La remesa de articulillos independientes de Antonio Balsalobre

“Chivo expiatorio”

Iglesias vino, vio y venció impulsado por el 15M. Devolvió a una gran parte de la juventud la ilusión de luchar por un mundo mejor en medio de una crisis económica sin precedentes. Llegó incluso a ser vicepresidente del gobierno e impulsar medidas sociales de hondo calado. Pero ha acabado sucumbiendo quizá a su propio “cesarismo” y a algunos errores tácticos evidentes. “Nacido del mal” para la exorcista Ayuso, tribuno de la plebe y redentor para otros, el fundador de Podemos ha sido diana de todos los ataques personales y familiares habidos y por haber (su casa y sus hijos no han dejado de ser acosados diariamente desde que entró en el gobierno). Apartándose voluntariamente de la política institucional deja a sus furibundos detractores, de momento, sin sus cotidianas deyección catárticas de odio. Huérfana de ese “chivo expiatorio”, gran parte de la derecha va ya cayendo en la cuenta de que contra Iglesias vivía mejor.

Madrid era una fiesta

El periodista Carles Francino las ha pasado canutas con la covid, y de ese largo y tenebroso viaje ha regresado, como Ulises, “sabio y lleno de experiencia”. Con la voz recuperada, que perdió durante días, nos viene a recordar lo que bien sabemos pero pronto olvidamos: que deberíamos invertir más energía en las cosas importantes de la vida, las que tienen que ver con los sentimientos nobles, con intentar que este mundo sea un poquito mejor…y no perder el tiempo en peleas absurdas y otras gilipolleces. Lo que ha vivido el conductor de “La ventana” (contagios, sufrimiento, hospitalización y muerte de familiares) es lo que han vivido miles y miles de familias, y así lo ha contado. Su voz recobrada, sin embargo, parecía perderse este fin de semana entre algazaras y llamadas al libertinaje. Madrid, y no solo Madrid, era una fiesta.

Cohabitación

Oyendo a Miras parecería que las autonomías se hubieran creado para ejercer de ariete opositor al gobierno central cuando éste no es de la misma cuerda. O para enmudecer, hincar la cerviz y decir “sí, bwana” si lo es. Con Aznar y Rajoy, Valcárcel, PAS claudicaron. Hasta el punto de acatar sin rechistar y defender públicamente los recortes hídricos al trasvase, lesivos para la Región, impuestos en su día por Cospedal. Desde que está Sánchez, sin embargo, el jefe del ejecutivo regional  no escatima a la hora de utilizar la artillería más pesada (poco importa que sea institucional) para intentar desacreditar y denigrar al gobierno de la nación. Aquí, la necesaria cohabitación colaborativa con administraciones del Estado de rango superior se convierte, en detrimento de los intereses de los murcianos, en lucha de trincheras, cuando no en guerra de guerrillas partidista.

Te necesitamos

Paco Saorín deja temporalmente la batalla política, en la que ha brillado, para emprender otro combate, esta vez contra la enfermedad. Concejal de IU y teniente de alcalde de Cieza, siempre a la escucha de los vecinos, gestor eficaz, trabajador incansable, generoso y apasionado, Paco anda estos días reuniendo todos sus efectivos para plantarle cara, con fuerza y determinación, a ese adenocarcinoma que se ha interpuesto en su vida. Y al que, no nos cabe ninguna duda, acabará ganándole la partida. Por estos años con responsabilidades municipales al frente de la concejalía de Obras y Servicios u otras, Cieza le debe mucho. Los ciezanos le debemos mucho. Porque es mucho y relevante lo que está haciendo por esta ciudad. De modo que no te demores en exceso, Paco, en el tratamiento. Que Cieza te necesita, que te necesitamos los ciezanos.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario