Editorial

BALANCE NAVIDEÑO EN CIEZA Y EL COVID-19

Acabamos de dejar atrás, probablemente, la Navidad más atípica que hayamos conocido, envuelta entre las restricciones de una pandemia mundial. Uno de los hechos más destacables de la misma ha sido la aportación, siempre infatigable ante las adversidades, de OJE Cieza para que no se perdiera la magia de los Reyes Magos. La asociación ciezana, que lleva siete décadas organizando la Cabalgata y el Auto de los Reyes Magos, supo adaptarse perfectamente a la situación y reinventó la Cabalgata. Dispusieron una estática en su campamento del Maripinar, redoblando los esfuerzos de logística y preparación para velar por el cumplimiento de las medidas sanitarias y de higiene, con un único objetivo: que los más pequeños de la localidad pudieran disfrutar de los Reyes Magos como es tradición. Sin duda, la actuación de OJE Cieza merece un sobresaliente por su aportación a la sociedad ciezana, y ya han obtenido muchos. Sin embargo, la asociación no cae en la autocomplacencia y cada día sorprende positivamente. Desde estas líneas les queremos transmitir a sus integrantes nuestro reconocimiento y darles la enhorabuena.

Esta ha sido una Navidad de recogimiento y sacrificio para unos, mientras que otros han obviado la necesaria solidaridad con el resto de la población. El resultado ya está apareciendo (a partir de esta semana será más cuantificable) y han vuelto a dispararse los contagios por covid-19 y este domingo se contabilizaban 216 casos activos, encontrándose el centro de salud Oeste en alerta naranja y el Este en fase roja. Parece que, después de nueve meses, seguimos sin aprender. La tercera ola está a punto de llegar si es que no ha hecho acto de presencia ya, teniendo en cuenta el considerable aumento de contagiados, hospitalizados y fallecidos en toda la Región de Murcia y en España.

Las consecuencias por el momento para Cieza, además del aumento considerable de contagiados, se ven reflejadas en las nuevas restricciones aplicadas al considerar al municipio como de “alto riesgo” de contagio: cierre perimetral del municipio donde solo se permiten las entradas y salidas que estén justificadas, reducción de la capacidad al 50% en los comercios, cierre del interior de los locales de hostelería y  cierre de parques infantiles a las 19:00 horas.

Por ello, no nos cansaremos de recordar que, en buena parte, está en nuestras manos evitar la propagación del coronavirus. En otros países de nuestro entorno europeo, como es el caso de Gran Bretaña, empiezan los confinamientos estrictos. Pongamos, por tanto, nuestro granito de arena para paliar esta situación. Por aquellos que padecen y padecerán la enfermedad y por nosotros mismos.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario