Nuevos articulillos independientes de Antonio Balsalobre

Tiempos de especulación y rosas

Que la Comunidad exija 205 millones a un grupo de imputados en compensación por los perjuicios económicos causados a la Región no es ninguna broma. Pero el escándalo es todavía mayor cuando nos enteramos de que parte de esa pandilla estaba formada por el exconsejero de Agricultura Antonio Cerdá, del PP, y varios ex altos cargos del Ejecutivo regional, también del PP, que integraban el Ente Público del Agua. Existen indicios, asegura el letrado de la Comunidad, que apuntan a que la parte pública y la privada pudieron actuar en connivencia para sacar adelante el fraudulento proyecto de la desaladora de Escombrera que ha costado y seguirá costando decenas de millones de euros a los murcianos. Eran los años dorados, por si algún joven no lo recuerda, de especulación y rosas en que Valcárcel y sus adláteres campaban a sus anchas. Tiempos de tropelías que la Justicia tiene en su punto de mira y que López Miras intenta sacudirse como puede.

Ceremonia civil

Los que salimos a aplaudir desde balcones y ventanas día tras día durante el confinamiento ya tuvimos la ocasión de expresar nuestro respeto a los fallecidos y nuestro apoyo al personal sanitario en esos trágicos momentos. El pasado jueves, fueron las instituciones públicas y la gran mayoría de las fuerzas políticas las que en una ceremonia civil homenajearon a las víctimas de la covid-19. Por extraño que parezca es la primera vez que se celebra un acto de estas características en España. Una homenaje de Estado aconfesional, con presencia de todas las religiones con arraigo en España, pero con protagonismo civil. Especialmente emotivas me resultaron las palabras de Hernando Calleja, hermano del periodista fallecido. Defendió la unidad como «el mejor homenaje» que podemos brindar a quienes murieron por esta enfermedad y nos pidió a los ciudadanos «compasión», ese sentimiento que ayuda a «comprender el dolor de los demás». No me sorprende que faltara Vox a este homenaje.

De plátanos y eslóganes

López Miras sigue al pie de la letra aquella campaña publicitaria que recomendaba “un plátano al día… por lo menos”. Solo ha cambiado “banana” por “eslogan”, pero el concepto es el mismo. No hay mañana que no nos desayunemos, leyendo la prensa, con alguna invectiva del presidente de “todos” los murcianos contra el gobierno de Sánchez, contra el gobierno de España. Si algo funciona, ya se sabe de quien es el mérito. De él. Si algo va mal, que suele ser lo más común, no hace falta preguntar de quién es la culpa. Del izquierdoso gobierno central. El maniqueísmo no puede ser más pueril. Con decir que incluso de la degradación del Mar Menor tiene Sánchez la culpa, queda todo dicho. La oposición de izquierdas mientras tanto se conforma con un “plátano al mes… como mucho”. Está claro quién está ganando y perdiendo en este concurso político-gastronómico.

Espacio de reflexión

‘La Cárcel Vieja’ de Murcia, que Ballesta quiso en primera instancia convertir en gastrobar, será finalmente un “emblema cultural de carácter polivalente”. Suena bien, pero no me digan que también algo raro. Bien porque a la nueva construcción se le quiere dar una pátina cultural y raro porque es una etiqueta tan ambigua como pomposa. No deberíamos olvidar, sin embargo, cuando en los próximos meses disfrutemos en este espacio de algún espectáculo de rabiosa vanguardia que la dictadura franquista fusiló a más de 520 republicanos que se encontraban privados de libertad entre sus paredes, o que llegó a albergar en condiciones infrahumanas, en los momentos más duros de la represión política, a 3.000 reclusos cuando había sido concebida para cuatrocientos. Así nos lo recuerda la asociación Tenemos Memoria que velará para que esa “polivalencia” incluya un espacio de reflexión sobre la represión que sufrieron quienes fueron allí víctimas de la dictadura.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

One thought on “Nuevos articulillos independientes de Antonio Balsalobre

  1. Angeles Martinez

    Estamos de acuerdo la cárcel debe incluir un espacio de reflexión sobre la represión que sufrieron quienes allí fueron victimas de la dictadura y de la represión republicana en 1936 muchos empresarios y religiosos o amigos de estos encarcelados y sacados posteriormente para fusilarlos. En la guerra se cometieron represiones y asesinatos por ambos bandos.

    Solé i Sabaté, Josep María; Villarroya, Joan (2003). España en llamas. La guerra civil desde el aire. Madrid: Temas de Hoy. ISBN 84-8460-302-4.

Escribir un comentario