La historia se repite, según Andrés Martínez

La Historia se repite

Son tiempos difíciles para nuestro país, inmerso en una pandemia digna de las películas de Hollywood y a punto de entrar en una de las mayores crisis de la historia de España, y lo que más miedo me da es la banda de titiriteros que tenemos por gobierno. Un señor presidente que antepone sus intereses partidistas al interés general, creando una decena de ministerios en su mayoría innecesarios y gastando 5.000.000 de euros más que el pasado gobierno en personal y sueldos de «ministros». Todo ello para poder tener el apoyo de los populistas y formar un gobierno sin sentido alguno.

También tenemos un señor vicepresidente que propone invertir un 25% de los 140.000 millones de euros que Europa nos ha concedido para la recuperación del covid-19, cito textualmente: “para la inclusión social y la integración de personas migrantes». Queriendo destinar en cambio un ridículo 2% para combatir la pobreza material o un 10% para paliar el desempleo juvenil. Pero no todo acaba aquí. La señora ministra de Igualdad ahora se dedica a atacar una institución que tanto ha hecho por la democracia, como es la monarquía, cuando su propio gobierno, entre los dos partidos que lo componen, alcanzan el 50% de los casos de corrupción, sin contar los que sin ser delitos directamente relacionados con la política, están en el seno de Unidas Podemos. Por si alguien se ha perdido, paso a enumerar alguno:

  • Los famosos ERE´s de Andalucía, donde se vieron salpicados más de 200 cargos del PSOE y por una suma que asciende a unos 680 millones de
  • Mª Teresa Fernández, teniente de alcalde de Fuenlabrada por Podemos, condenada por malversación de caudales públicos.
  • Covadonga Peremarch, expulsada de Podemos por delitos de corrupción.
  • Salvador Salvatierra, candidato de Podemos al senado por Badajoz, detenido por corrupción de menores y delitos relacionados con la prostitución.

Y así podríamos seguir con una larga lista, pero esto era solo como información para la señora ministra.

Vamos a volver la vista atrás, remontándonos a 1982, España se situaba en una tasa de desempleo del 16,2%. 14 años de socialismo después estaba en un 22,1% y la deuda pública creció hasta un 68% del PIB.

Después de esta subida aberrante España, decide cambiar, desde 1996 hasta 2004 se crearon más de 600.000 empleos nuevos, bajando la tasa de desempleo de un 22,1% a un 10,5% y llegando a tener una de las rentas per cápita más altas de Europa.

Los años más negros para España llegan en el 2004. Vuelve el socialismo, vuelve la miseria. En esos años la tasa de desempleo crece hasta límites históricos rozando el 26% y la población en situación de pobreza extrema subió en torno a un 10% en estos años. Los niños en riesgo de exclusión social eran más de eran más de 250.000. En definitiva, una situación catastrófica.

Bajo mi humilde opinión, estamos capeando el temporal en un barco que se hunde y a los mandos está el peor capitán. La Historia se repite.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario