Editorial

LA APERTURA DE LA HOSTELERÍA Y LOS DATOS DE LA PANDEMIA EN CIEZA

Los datos de la pandemia en Cieza siguen su lento descenso y hemos sufrido mucho para bajar de los tres dígitos la cifra de los casos activos. Nos ha costando mucho descender de la barrera psicológica de los 100 casos y seguimos estando entre los municipios con más incidencia acumulada.

Sin embargo, este hecho no ha impedido que esta semana el Comité Covid de la Región de Murcia haya autorizado la apertura, al 30%, del interior de los locales de hostelería. Una señal de que la situación, poco a poco, se va normalizando dentro de las peculiares circunstancias en las que nos encontramos. Además, supone un soplo de aire fresco, de esperanza, para el sector hostelero, tan duramente castigado económicamente durante esta pandemia. Nuestros hosteleros necesitan como agua de mayo que se les permita reactivarse, y en esa disyuntiva en la que se ven inmersos es imprescindible la colaboración, mediante el cumplimiento estricto de las normas, de todo el conjunto de la ciudadanía. Así por tanto, seamos cautos y responsables. El periodo vacacional de Semana Santa se aproxima y si no respetamos las medidas nos veremos abocados, irremediablemente, a padecer una cuarta ola, con el daño trascendental que supondría a nivel social y económico. De hecho, esta semana hemos tenido que lamentar el fallecimiento de cuatro personas de Cieza debido al covid-19.

En este sentido, es prioritario evitar aglomeraciones. Por ello no ha lugar a que se celebren manifestaciones para conmemorar el Día Internacional de la Mujer este próximo lunes. En Cieza no se llevará cabo, pero en otras ciudades sí se solicitó (y se aprobó) el permiso a la Delegación del Gobierno a tal efecto. Dentro de la terrible pesadilla por la que llevamos vagando un año, y recién terminados los efectos de la tercera ola, no es lógico que se hayan concedido dichas autorizaciones. Si se recomienda el distanciamiento social para evitar la propagación del coronavirus no es de recibo que se permitan manifestaciones que pueden congregar a cientos o miles de personas. Por muy buena causa que sea como es el caso del reconocimiento, indiscutible, del género femenino. Por tanto, las delegaciones del Gobierno, en las respectivas comunidades autónomas, no deberían haber concedido permiso para esas autorizaciones. Por el bien de todos.

Finalmente, cabe reseñar la instalación de nuevos carteles de Cieza en la autovía A-30, en ambos sentidos, para promocionar y consolidar al municipio como un referente turístico. A pesar de la pandemia, no se deja de dar pasos acertados que sirven para poner en valor las riquezas patrimoniales, históricas y naturales de la localidad. En definitiva, para consolidar la ‘Marca Cieza’. Todo ello puede redundar en el logro de la tan anhelada diversificación económica de Cieza.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario