¿Cómo cocinar ‘pollo asado con verduras’?

Todas las semanas podréis averiguar cómo se elaboran las más célebres recetas cocinadas en los fogones ciezanos

Crónicas de Siyâsa

Las cocinas ciezanas han hervido durante generaciones con nuestras recetas tradicionales. Muchos estómagos se han llenado con ingredientes de la tierra cocinados con maestría e ingenio por las manos de nuestros antepasados. Esta es ‘pollo asado con verduras’.

Ingredientes para cuatro comensales

-1 pollo de kilo y medio troceado.

– 1 rama de apio.

– 6 patatas pequeñas.

– 2 tomates maduros.

– 2 cebollas medianas.

– 6 cucharadas soperas de aceite de oliva.

– 1 vaso pequeño de vino blanco.

– Pimienta negra molida.

– 1 pimiento verde.

– 1 pimiento rojo.

– 1 cabeza de ajo.

– 1 rama de perejil.

– 1 limón.

– Sal.

Modo de elaboración

Paso 1: Preparación de los ingredientes

Se parte el pollo en cuatro trozos y se limpia. Para ello se debe pasar por una llama sin humo, para eliminar los restos de plumas o pelos que queden. Se retiran los restos de vísceras o sangre que pudiera tener. Se untan con sal y aceite de oliva.

Se pelan las patatas y la cebolla. Las patatas se parten por la mitad y se les practican unos cortes longitudinales en ambas mitades. Las cebollas se trocean en porciones  grandes.

Los pimientos y el apio se lavan. Se cortan en trocitos pequeños.

Paso 2: Distribuir pollo y guarnición

En la rustidera o bandeja de hornear se van colocando las verduras y el pollo.

Primero se coloca el pollo con la pechuga hacia arriba centrado en la bandeja.

En los huecos se van colocando las patatas y el resto de verduras.

Se laminan los ajos y se pica el perejil. Se esparcen sobre el conjunto. Se rallan los tomates directamente sobre la bandeja. Se exprime un limón y se vierte sobre el pollo Se añaden la sal y la pimienta por encima de todos los ingredientes.

Se añade el vino, homogéneamente por toda la bandeja. Por último el aceite repartido sobre los ingredientes.

Paso 3: Hornear

Se precalienta el horno durante diez minutos a fuego fuerte. Se introduce la bandeja para asarla. Debe permanecer una hora a medio fuego, unos 180º C.

Se asa hasta que el pollo y las patatas se vean doradas. La prueba definitiva de que el pollo está asado es mirar la unión del  muslo con la carcasa del pollo. Si en esta parte más escondida, no se observa sangre y se desprende con facilidad, es que el animal está perfectamente hecho.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario