Se estudia si existe incompatibilidad laboral por parte de la concejala popular María Turpín y si debería reintegrar parte del dinero cobrado

El Pleno Municipal acordó pedir un informe jurídico, ya que la edil ha estado desempeñado actividades laborales mientras ejercía como concejala con dedicación exclusiva al 100%

Javier Gómez

El Pleno Municipal de este martes, correspondiente al mes de octubre, traía en su apartado número 8 un “punto caliente”. En el mismo, el Grupo Municipal Popular pedía la rebaja de sueldo del 100% al 80% de la coordinadora y edil popular María Turpín, que reconoció que había estado realizando su actividad laboral como procuradora de los tribunales al mismo tiempo que desempeñaba el cargo de concejala en el Consistorio ciezano con dedicación exclusiva al 100% de sus funciones. Asimismo, María Turpín ha venido percibiendo, desde que se repartieron las asignaciones al principio de la legislatura, el salario íntegro del 100% por ejercer como concejala liberada del Partido Popular de Cieza.

En este apartado el debate se “calentó”. El segundo teniente de alcalde de la localidad, Francisco Saorín, solicitó que el punto se quedará sobre la mesa y pidió un informe jurídico para conocer si existe una “ilegalidad”, pues considera que es “incompatible el ejercicio de su profesión cuando tiene una dedicación exclusiva en su cargo de concejala con el Ayuntamiento”.

Asimismo, Saorín (IU-Verdes) pidió la dimisión de María Turpín y el “reintegro de las cantidades percibidas que no le correspondían”. Y aseveró que no se tenía que haber traído este punto al Pleno, “ya que era algo que debían haber arreglado en el seno del PP: con la única salida posible de la dimisión por parte de la concejala”.

En este sentido, el segundo teniente de alcalde se basó en lo dispuesto en el art. 75 de la Ley 7/1985 de 2 de abril de Bases de Régimen Local–LRBRL, al art. 13.3 del RD 2568/1986, de 28 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales y a la Sentencia del Tribunal Supremo de 12 de abril de 2000, que considera que “la actividad de ejercicio profesional es incompatible con  las tareas propias del cargo de concejal con dedicación exclusiva”.

Por su parte, la socialista María Jesús López manifestó que “errar es de humanos. Por ello, Turpín debe pedir disculpas y restituir el daño. Sin embargo, es sorprendente, y ética y moralmente incorrecto, que, además de no reconocer su error, ‘eche balones fuera’ y responsabilice a los órganos del Ayuntamiento de no haberla avisado de la incompatibilidad existente”.

En su intervención, María Turpín alegó que había seguido las instrucciones de los técnicos del Consistorio y que no se le había advertido de que estuviera en una situación irregular. Además, subrayó que «demandaría» a aquellos que atenten contra su honor y “pongan en duda mi trayectoria profesional, que llevo desarrollando desde hace 20 años”. También subrayó que “esto es una ataque por parte de ‘políticos profesionales’ que no tienen más vida laboral que la política”. Por tanto, «no voy a dimitir de mi cargo”.

Por otro lado, el edil de Ciudadanos Juan Pedro Ruiz, ante la ausencia en el Pleno del número 1 de su partido Óscar Verdejo, empleó el primer turno de palabra que no usó el PP, y responsabilizó a Saorín de querer “criminalizar” a María Turpín. Asimismo, el concejal de Vox Juan Antonio Piñera no emitió ninguna opinión al respecto. Las ediles Laura Villa (No Adscrita) y María Dolores Izquierdo (Vox) no asistieron a la sesión plenaria.

Finalmente, con el voto a favor del equipo de Gobierno el punto se quedó sobre la mesa y se solicitará un informe jurídico para dilucidad si existe incompatibilidad y, en el caso de que así fuera, que la edil popular devuelva las cantidades percibidas de manera incorrecta.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario