Saorín se adhiere al Manifiesto de Cargos Públicos ante la nueva Ley de Residuos

El concejal de IU-Verdes y segundo teniente de alcalde en el Ayuntamiento rubrica un manifiesto que pretende marcar el futuro del reciclaje en España

Crónicas de Siyâsa/Izquierda Unida

Izquierda Unida, a través de su Área de Medio Ambiente y su Red de Economía Circular y Residuos, impulsa un manifiesto, al que se han adherido ya centenares de cargos públicos a nivel autonómico y local, para que se incorporen varias propuestas consideradas “fundamentales” de cara a la próxima aprobación de la nueva Ley de Residuos y Suelos Contaminados.

Francisco Saorín, en su doble vertiente como cargo público de Izquierda Unida-Verdes y como segundo teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Cieza, se ha adherido a la firma del Manifiesto de Cargos Públicos ante la próxima aprobación de la nueva Ley de Residuos.

El Manifiesto de Cargos Públicos ha sido elaborado y lanzado por la Red de Economía Circular y Residuos de la organización ante la próxima aprobación de la nueva Ley de Residuos, que tiene como objetivo principal garantizar un marco legal que permita cumplir las exigencias que son trasladadas desde la Unión Europea (UE) a los países miembros y que son de obligado cumplimiento. El objetivo que persigue la industria del reciclaje es que esta nueva Ley de Residuos sitúe al sector al fin como la solución.

Los firmantes del citado manifiesto, entre los que se encuentra Francisco Saorín, reivindican dos elementos “fundamentales” que la Ley debe incluir. En primer lugar, la separación obligatoria en la recogida de residuos municipales, sobre todo en lo referente a la materia orgánica y, en segundo y último lugar, también la implantación de Sistemas de Depósito, Devolución y Retorno (SDDR), “tal y como se está realizando de forma exitosa en cada vez más países como en el caso de Alemania, Dinamarca o Lituania, entre otros tantos”, aclaran los firmantes.

“Tenemos claro que el actual método de recogida de residuos de envases no cumple las funciones para el que fue creado y, para ello, solo hay que hacer un mínimo estudio de los datos que sobre el mismo tenemos y con los que se puede concluir que sólo un tercio de los envases ligeros se recogen adecuadamente y otro porcentaje similar termina en vertederos o incinerado”, manifiestan.

Además, los firmantes de este manifiesto recuerdan que “no cumplir con los parámetros de prevención de residuos así como de recogida, reutilización y de reciclaje exigidos a los países miembros de la Unión Europea vendrá acompañado de las subsiguientes multas desde la UE, además de las graves y probadas afecciones a la salud y al medio ambiente”.

Saorín concluye argumentando que se calcula que “en una primera fase de implementación este sistema (SDDR) podría crear cerca de 14.000 puestos de trabajo sin coste alguno para las administraciones, además de que se apoya al comercio local, compensándole con una media de 3 céntimos por envase recogido. El 100% de lo reciclado es económicamente viable y utilizable, al ser el sistema de recogida de residuos de envases con menor impacto medioambiental”.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario