IU-Verdes “celebra” que el Gobierno destine 7.000 millones de euros de ayudas directas a pymes

El coordinador de los ecosocialistas ciezanos, Francisco Saorín, subraya que las comunidades gestionarán el fondo, pero el Estado establecerá los requisitos para recibir la ayuda, que podrá destinarse a pagar deudas con proveedores

Crónicas de Siyâsa

El pasado viernes 12 de marzo, un Consejo de Ministros extraordinario aprobó el decreto de ayudas a pymes y autónomos dotado con 11.000 millones de euros, tal como anunció hace unas semanas el presidente Pedro Sánchez. De esa cantidad, 7.000 millones serán para ayudas directas a pymes y autónomos.

En un comunicado de prensa, el coordinador de IU-Verdes de Cieza, Francisco Saorín, ha celebrado que el plan de 11.000 millones de euros para apoyar a los sectores y empresas más golpeados por la pandemia de coronavirus incluirá 7.000 millones de ayudas directas; unas  ayudas que irán destinadas a las empresas, pymes y autónomos de sectores especialmente afectados por la crisis, como el turismo, la hostelería, la restauración y el pequeño comercio.

Junto a las ayudas directas, el plan incluye una línea de 3.000 millones que gestionará el ICO para aumentar los plazos de los avales y su importe. También se permitirá convertir los créditos en préstamos participativos y, como último recurso, dar transferencias directas a pymes y autónomos que permitan reducir el capital principal.

La tercera pata del programa será el fondo de recapitalización de 1.000 millones, que será gestionado por Cofides y que complementa al fondo SEPI de 10.000 millones para grandes empresas. El de Cofides se destinará a reforzar el balance de empresas más pequeñas.

En cuanto al plazo en el que tanto empresas como autónomos podrán empezar a cobrar a este paquete de ayudas, el compromiso pasa por que las comunidades autónomas reciban la transferencia de estos fondos en un plazo máximo de “un mes y diez días”, habiendo firmado previamente el correspondiente convenio, lo que aplaza la esperada fecha como mínimo al mes de mayo.

Por otra parte, el coordinador de IU-Verdes de Cieza ha informado que las ayudas podrán oscilar entre 3.000 y 200.000 euros y podrán destinarse para pagar a proveedores, pagar salarios y alquileres o pagar deudas financieras y no financieras.

Asimismo, no podrán acceder a estas ayudas aquellas empresas que hayan sido condenadas por delitos de corrupción o tengan su domicilio en paraísos fiscales.

Acogerse a estas ayudas implicará mantener la actividad hasta junio 2022 y no repartir dividendos ni subir el sueldo de sus directivos durante dos años.

Serán las comunidades las que lo gestionen

A diferencia de lo ocurrido con la distribución de los 11.000 millones, serán finalmente las comunidades autónomas las responsables de su gestión, aunque la administración central controlará que se cumplen los requisitos.

Los requisitos para obtener las ayudas serán los mismos en todo el territorio, es decir, que las comunidades no podrán establecer condiciones diferentes. Para acceder a las ayudas, las empresas deben demostrar haber perdido una parte importante de su facturación el año pasado -posiblemente un 30% o más, aunque el porcentaje exacto no está cerrado-.

Finalmente, Saorín ha matizado que “las ayudas no podrán utilizarse discrecionalmente, sino que estarán destinadas únicamente a cubrir los gastos fijos de la empresa, entre los que se cuentan el alquiler del local, los suministros de agua o electricidad o el pago de deudas a proveedores. Por el contrario, no podrán utilizarse estas ayudas a gastos indirectos como el personal, para los que ya hay diseñados instrumentos como los ERTE´s.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario