IU-Verdes: «El 40% de los hogares tiene un ingreso per cápita de 500 euros/mes»

Su portavoz de Economía en Cieza, Andrés Villa, señala que el 40% de los hogares ingresó menos de 1.499 euros el pasado año»

Crónicas de Siyâsa/Izquierda Unida

Los datos macroeconómicos, «amplificados por los voceros del gobierno, anuncian que la crisis económica se ha superado y que el PIB de España crecerá este año por encima del 3%; sin embargo la realidad de los ingresos que tienen los hogares españoles y la discriminación salarial confirman que la buena nueva no llega a la mayoría de los ciudadanos» y en esto último ha hecho hincapié el portavoz de Economía de IU-verdes de Cieza, Andrés Villa en un comunicado de prensa.

Ateniéndose a los datos de la Encuesta Continua de Presupuestos Familiares y al análisis de los mismos realizado por el economista José Francisco Bellod, Andrés Villa ha destacado que el 40% de los hogares ingresó menos de 1.499 euros mensuales el año 2016, lo que supone que, teniendo en cuenta que un hogar tiene de media tres miembros, «muchas familias malviven en una situación de precariedad».

Para el portavoz de IU-Verdes esto es el resultado de la conjunción de dos fenómenos fatales: la larguísima crisis (causada por las políticas de austeridad) a causa de la cual sólo 42 de cada 100 de los desempleados perciben alguna prestación; y los escasos salarios resultantes de las sucesivas reformas laborales (el salario medio es de 15´74 €/hora), por lo que «está claro que el PIB crece pero el bienestar de la gente no».

Discriminación salarial

Por otra parte, Andrés Villa, basándose en la ‘Encuesta de Estructura Salarial’ que acaba de publicar el INE, referida a 2015 y asimismo en las apreciaciones del doctor Bellod, ha declarado que «el mercado de trabajo español huele a discriminación por los cuatro costados, a sobreexplotación y a vergonzoso exceso de plusvalía, ya que la referida Encuesta revela dos casos claros de discriminación: de nacionalidad y de género».

El portavoz, ha señalado que «si los salarios en España ya son bajos de por sí teniendo en cuenta los precios, los impuestos y las cargas hipotecarias, los de los inmigrantes son aún menores. Si en 2015 el salario medio anual de un trabajador español fue de 23.543 euros brutos, los inmigrantes ingresaron sólo 16.478 euros, es decir un 30% menos». Asimismo, «la diferencias de género también son muy relevantes: si un trabajador hombre ingresó de media 25.992 euros, una trabajadora ganó sólo 20.052 euros, es decir un 23% menos».

Finalmente, Andrés Villa ha subrayado que «la peor parte se la lleva el trabajador en el que concurren las dos circunstancias discriminatorias: inmigrante y mujer. En este caso su salario es de 14.147 euros anuales, un 46´7% inferior al de un hombre de nacionalidad española. Unas veces esta discriminación sucede porque mujeres e inmigrantes acceden a empleos más precarios, otras incluso haciendo el mismo trabajo».

 

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario