Actuación piloto para recuperar la biodiversidad del Paseo Ribereño

Las especies plantadas van desde el olmo, el fresno, el madroño, el lentisco o la adelfa hasta el sauce

Crónicas de Siyâsa/Concejalía de Economía Circular

La Concejalía de Economía Circular, a través de Aguas de Cieza y la colaboración de AFEMCE, ha activado la recuperación de diversas especies de vegetación autóctona a orillas del río Segura para, por otro lado, mantener con la plantación de estos ejemplares la calidad del suelo en el Paseo Ribereño.

El concejal Antonio Moya y el gerente de Aguas de Cieza, Manuel Pablo Martín, visitaron este martes los trabajos que se están llevando a cabo por parte de la empresa de capital municipal y AFEMCE. Ambos inspeccionaron los primeros resultados de una actuación piloto con la que se pretende recuperar la biodiversidad en el Paseo Ribereño.

Esta acción se incluye dentro del Programa de Voluntariado ambiental, siendo su finalidad “incrementar la biodiversidad del Paseo Ribereño con especies de ribera, a excepción de algunos plantones de madroños que se han introducido para conferir un toque singular a la plantación”.

Con estos trabajos, además, se pretende revitalizar el trazado de esta ronda natural que discurre paralela al cauce fluvial, aminorando el problema de la compactación del terreno y aumentando la calidad y nutrientes del suelo.

Las especies plantadas son Ulmus (olmo), Fraxinus angustifolia (fresno), Arbutus unedo (madroño), Pistacia lentiscus (lentisco), Nerium oleander (adelfa), Salix (sauce), Vitex agnus castus (vitex), Rosa canina y Vinca.

Durante la visita han estado presentes técnicos de la Concejalía de Economía Circular y los voluntarios de AFEMCE que están participando en las tareas de enriquecimiento vegetal.

Moya ha señalado que “en el Paseo Ribereño se distingue la zona de paseo, la dedicada a práctica deportiva y una tercera, la franja destinada a arbolado, esta última con el terreno algo ya degradado a causa del uso y del efecto de los fenómenos meteorológicos. Ello ha ocasionado que este espacio concreto no mantenga el aspecto deseado y la salud de la tierra y, de ahí, la mencionada acción. Se trata por otro lado de una nueva apuesta dentro del Plan de Arbolado Urbano cuya línea de actuación se ha hecho acreedora hace escasas fechas del reconocimiento internacional de ‘Ciudad Árbol’ junto a otras 22 ciudades de todo el planeta. Esta es la línea a seguir en cuanto al Paseo Ribereño en colaboración con el voluntariado, igual que se hizo con las playas fluviales del Segura a su paso por el municipio. Una ciudad es salud y alegría, es de todos y debemos cuidarla entre todos”.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario