El concejal de Agricultura presenta un borrador de moción para fortalecer y dar estabilidad al trasvase Tajo-Segura

Moya: “No proporcionar la adecuada seguridad hídrica a un territorio donde viven más de 2.500.000 habitantes no sería responsable”

Crónicas de Siyâsa/Concejalía de Agricultura

El Gobierno local indica que, desde principios de la semana pasada, tras el revuelo de noticias en torno al trasvase Tajo-Segura, el concejal de Agricultura, Antonio Moya, presentaba un borrador de moción para llevar al próximo Pleno del mes de mayo, con el propósito de ser presentada por todos los grupos políticos y concejales no adscritos, dentro de una línea de consenso y unidad de la que “fue ejemplo el Ayuntamiento de Cieza durante toda la legislatura anterior”.

Explican que “es conocido que los recursos propios naturales disponibles de la cuenca del Segura se establecen en algo menos de 400 m3/hab. año, cantidad manifiestamente insuficiente para un adecuado desarrollo socioeconómico del territorio, aspirándose para ello el alcanzar los 1.000 m3/hab. y año, cifra por debajo de la cual el citado desarrollo es totalmente inviable produciéndose además un fuerte estrés hídrico que ha dado lugar a fuertes afecciones medioambientales, tal y como indican los organismos internacionales (FA0/ONU)”.

Añade el comunicado que, “análogamente, el regadío en todo el sureste español abastecido con recursos del trasvase Tajo-Segura representa un yacimiento de empleo y actividad económica de primer orden y, hoy en día, no existen otras fuentes alternativas que aporten los 200 hm3 de agua que como media se han recibido desde su puesta en funcionamiento en 1979. Esta actividad no solo afecta a los productores que directamente trabajan en el sector primario, sino que, de manera inducida, afecta muy importantemente a otros sectores como pueden ser la industria agroalimentaria, los transportes, etc. No proporcionar la adecuada seguridad hídrica a un territorio donde viven más de 2.500.000 habitantes no sería responsable”.

“El Agua es un bien público y, como tal, ha de tomarse como un bien social, no político, ni mucho menos partidista. Debemos ser escuchados, nuestro Plan Hidrológico de la Cuenca del Segura recogido, así como el del resto de las cuencas, que nos lleve a ese Plan Hidrológico Nacional con el que debe contar cuento antes este país. Con un Pacto Nacional del Agua, que nazca desde la solidaridad, la unidad y el consenso. Hagámoslo compartiendo no compitiendo, garantizando calidad y cantidad y seguridad para nuestro principal motor económico. Nuestros agricultores han demostrado ser un ejemplo del uso eficiente de este escaso recurso, demostrando su competitividad.  En definitiva, para todo ello, debe haber un gran acuerdo ambiental, social y económico entre administraciones”, concluye Antonio Moya.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario