Editorial

LOS PRECIOS AGRÍCOLAS EN ORIGEN

La situación para los agricultores en general y para los ciezanos en particular no es nada halagüeña. El crónico problema de los bajos precios a los que se ven sometidos por los distribuidores y las grandes superficies está enquistado. Resulta lamentable que los precios que se pagan en origen, es decir los que percibe el agricultor, se multipliquen obscenamente en relación con el precio que paga el consumidor por los productos agrícolas.

Debido a esta situación muchos pequeños agricultores se ven abocados a la ruina o, en el mejor de los casos a la subsistencia, cuando, en ocasiones, el precio que les pagan por su fruta es inferior al de los costes de producción. De esta forma, los grandes beneficiarios son los distribuidores y las grandes superficies que ahogan a los artífices de que los productos estén a disposición de todos: los agricultores.

Es una auténtica estafa, tanto para el agricultor como para el consumidor. Por eso no es de extrañar que los agricultores se estén manifestando, incluso a las puertas del Ministerio de Agricultura, porque es materia de urgente necesidad solucionar este problema.

En este sentido, desde el Ayuntamiento de Cieza tratan de paliar esta problemática con la creación de un Centro de Comercialización único para la localidad, que se situaría en las dependencias de la Oficina del Agricultor. Lo que se pretende es que las cooperativas ciezanas pacten el precio de venta a los mercados e incluso, como manera de presión, retirar la fruta si los distribuidores y grandes superficies no aceptasen el precio que ofrecen.

No podemos saber si será efectiva esta medida que atañe a los intereses del sector económico más potente de Cieza y del que dependen muchísimas familias del municipio; solo el tiempo lo dirá. Pero lo que sí es evidente es que algo se debe hacer y que nuestros representantes políticos deben hacer el esfuerzo de aportar soluciones. Y esta es una iniciativa muy interesante. Porque está en juego una parte muy importante de nuestra economía y de nuestro bienestar.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario