Saorín eleva al Pleno una “avanzada” ordenanza municipal de protección animal

El concejal de Sanidad subraya que la nueva ordenanza supone “un paso más” con la “sustancial mejora” del Núcleo Zoológico Sierra Ascoy

Crónicas de Siyâsa/Concejalía de Sanidad

La Concejalía de Sanidad y Salud Pública del Ayuntamiento de Cieza, que dirige Francisco Saorín, ha elaborado una “avanzada y completa” ordenanza municipal de protección animal que sustituye “a la obsoleta norma de 2008 e incluye los importantes cambios legislativos acaecidos desde la modificación de la anterior norma”.

La nueva ordenanza, que da respuesta a la “creciente sensibilidad de una población que cada vez demanda una mayor implicación de las autoridades en el bienestar animal y en la lucha contra el maltrato y el abandono”, se aprobará inicialmente en el Pleno ordinario y entrará en vigor una vez transcurridos quince días hábiles desde su aprobación definitiva y publicación en el BORM.

A través de un comunicado de prensa, Saorín ha resaltado que la ordenanza se une al gran avance llevado a cabo por el actual Gobierno municipal en cuanto a “mejora” del Núcleo Zoológico Sierra Ascoy, en el que se ha intervenido con la construcción de 31 nuevos espacios para los perros tras la demolición de todos los anteriores y dos para gatos (incluidos en los presupuestos participativos de 2018); la instalación eléctrica y cámaras de seguridad, energía solar y adecuación de dos patios para el recreo y suelta de los animales, vallado y plantación de árboles con sistema de goteo (presupuestos participativos de 2019) y la futura construcción de sala veterinaria-quirúrgica (prepuestos participativos de 2020).

Por lo que se refiere al contenido de la nueva ordenanza, Saorín ha explicado que su texto recoge la regulación los derechos de los animales y de sus convivientes para alcanzar “el máximo nivel de protección y bienestar de los animales, garantizar una tenencia responsable, la reducción de las pérdidas y abandonos, preservar las condiciones de salubridad y seguridad, regular las normas de convivencia, y el sacrificio cero”.

Para ello, además de los apartados específicos para animales abandonados o perdidos, vagabundos y el registro municipal de animales potencialmente peligrosos, la ordenanza regula toda una serie de normas, restricciones y obligaciones a cumplir por los propietarios, que van desde las condiciones del espacio del animal hasta el tema de los excrementos y micciones, pasando por unas normas de convivencia social con los vecinos.

Cabe recordar que una vez el Pleno apruebe inicialmente la ordenanza y la nueva normativa se publique en el BORM, los vecinos y vecinas, asociaciones y entidades interesadas podrán consultarla y realizar sus propuestas de cambios, mejoras o sugerencias a lo largo de 30 días para poder estudiarlas e incorporarlas, en su caso, a la normativa antes de su aprobación definitiva y entrada en vigor.

Finalmente, Saorín ha hecho énfasis en la “importancia de la convivencia de los animales y los vecinos con el objetivo de garantizar el derecho al descanso”,  por lo que “el propietario o poseedor de  un animal será responsable de  los daños, perjuicios y molestias  que   causare,  aunque  se   escape  o  extravíe”.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario