Ve la luz Las calles que vendrán, el nuevo libro de Rosa Campos

Se presentó en la Biblioteca Municipal Padre Salmerón

Crónicas de Siyâsa

El pasado jueves se presentó en el claustro de la Biblioteca Municipal Padre Salmerón Las calles que vendrán, el último libro de Rosa Campos Gómez. En el acto intervinieron María Ramos Batres, concejala de Educación, Biblioteca y Promoción de la Lectura, y Míriam Cano Motos, Licenciada en Filología Hispánica y autora del prólogo de este libro, que está compuesto por 20 relatos de temática variada: relaciones intergeneracionales, ecología, igualdad, desempleo, amor, desamor, educación, pueblos vaciados, soledad, emigración, compañerismo… –libro que podrán encontrar en las librerías Ugarit, La Ermita, Puzzle, San Juan Bautista y Santo Cristo–.

En su intervención, María Ramos enfatizó sobre la trayectoria de la autora. Dijo que “leer a Rosa es leer cómo pasa la vida”, y recomendó su lectura, especialmente a quienes “necesiten un chorro de optimismo”. Míriam Cano expuso sus observaciones sobre la esperanza como hilo conductor en todos los relatos, dando importantes pinceladas sobre este aspecto, evidenciándose ya en el primer relato; que viaja desde el recuerdo de la adolescencia de una lectora y escritora de cartas hasta llegar a la ansiada fiesta de la luz; que es contagiosa, hasta despertar las ganas de cumplir objetivos; que lleva el nombre de una compradora de libros, quien con un cartel subversivo, transformará las circunstancias de una librería…; y así hasta el último relato, protagonizado por “Pascuala, esta reina maga rural, cierra el libro de forma circular, enlazando con la reina Gaspara que lo abre (…), para poner luz allá donde reinen las sombras”. Cano comentó, además, de hondura, de sensibilidad, de luz, e incluso de un humor sutil, como ingredientes que forman parte de estas veinte historias.

Rosa Campos aludió a las calles como territorio común “que nos pertenece por igual. Espacios en libertad que facilitan el encuentro, que nos llevan desde el interior de nuestros hogares al exterior, para regresarnos de nuevo a ellos, como un reflejo de la búsqueda que cada persona puede realizar dentro de sí misma y fuera, en su encuentro con el otro, con los demás, para ir construyéndose haciendo un buen vivir; del uso de los valores en el día a día con los que vamos transformando la realidad”.

Debido a la lluvia, que impidió que el acto se celebrara en la terraza de la biblioteca, el encuentro tuvo lugar en el claustro, con una afluencia al completo de público –con normas estrictas de aforo covid–, propiciando un ambiente acogedor e íntimo, que terminó con emotivas palabras de agradecimiento y firma de ejemplares de Las calles que vendrán.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario