Una Región fuerte en una mejor España, según Andrés Martínez

Una Región fuerte en una mejor España

Nos encontramos en la época política de la desfachatez y el enfrentamiento, en la que partidos, sea cual sea su color, tienen como único fin la división entre españoles, catalogar “españoles de 1ª y de 2ª”, mientras tanto, lejos de solucionar problemas que realmente preocupan a los ciudadanos, se dedican entre otras cosas a que la luz, por ejemplo, esté en máximos históricos, pero bueno eso es culpa del frutero.

El paro rozando el 21% sin contar esos ERTE´s que pronto, y por desgracia, pasarán a ser población desempleada en pocos meses. Somos el país con mayor subida de impuestos de la Unión Europea, país en el que su vicepresidente compara golpistas con “yo que sé que qué sé yo del franquismo”. Sin, por supuesto olvidarnos del “donde dije digo, digo Diego” al que nos tiene sometidos la clase política en su totalidad, desde el primero hasta el último.

La Región tiene infinidad de visitas, y Cieza también. Hace poco, sin ir más lejos, nos visitó el señor Casado, con la sonrisa que lo caracteriza, esa misma sonrisa que permite que se firme un acuerdo con dos partidos más, en otra comunidad autónoma, para, ni más ni menos, que dejar a Murcia prácticamente sin agua, con el por supuesto beneplácito del gobierno regional, ¿tú le contradirías a tu jefe? Seguramente estarías despedido. Es una época de centralismo radical, en el que todos los caminos llevan a Madrid.

Pero no todo es malo, poco a poco renace la llama del regionalismo. Corriente de ideología centrista, sin el fin imperioso de polarizar a la población, europeísta y con un profundo sentimiento de amor a su Región y a España. Hacer grande a la Región de Murcia y hacer una mejor España.

Desde hace décadas venimos observando cómo se maltrata sistemáticamente a la Región, siendo los más perjudicados en el reparto presupuestario, con una financiación que roza lo ridículo. Todo esto con un beneplácito irrespetuoso por parte del gobierno regional, desde Andrés Hernández Ros hasta Fernando López Miras, pasando por Valcárcel. Todo esto viene emanado por un cruce de intereses político-partidistas, que bajo ningún concepto deberíamos permitir.

Necesitamos una clase política que mire por el ciudadano, que deposita su confianza en él y no tenga que rendir cuentas a sus jefes en Madrid.

La Región de Murcia es un territorio rico. Contamos con una huerta envidiada por toda Europa y gozamos de un clima maravilloso, de ahí su gente abierta y cariñosa, su historia. Un espacio cultural grandioso, nuestra gastronomía, “esa marinera con una cerveza fresquica”. ¿Ningún político ha sabido explotarlo? ¿Para qué explotarlo pudiendo maltratarlo? ¿Para cuándo el plan hidrológico nacional? ¿Para cuándo el mantenimiento de nuestra laguna salada? Ese maltrato sistemático del Mar Menor. Por no hablar del corredor del mediterráneo.

Hay tantas preguntas sin respuesta… y después se pregunta el porqué del resurgir del regionalismo.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario