Sergio Camacho: un trotamundos del fútbol

De Cieza a Polonia ‘con el balón cosido a los pies’

M.S.G.

“Lleɡa, ᴄada ᴠeᴢ qᴜe nᴏ lᴏ espera perᴏ lleɡa. Haᴄe tiempᴏ sé qᴜe el tiempᴏ nᴏ me espera,
aᴜnqᴜe diɡa qᴜe nᴏ pare, yᴏ sé qᴜe tenɡᴏ las llaᴠes para aqᴜellᴏ qᴜe yᴏ qᴜiera”, así suena SFDK en “Cara B”. La canción bien puede acompañar los pasos de Sergio Camacho Martínez, el ciezano que ha decidido poner 3.000 kilómetros de fuerza para seguir cumpliendo su sueño.

Sergio nació el 16 de abril de 1994. Empezó a los cinco años a darle patadas al balón, por aquel entonces su madre lo llevaba, junto a  sus compañeros de clase, a la Era a jugar al fútbol con la asociación deportiva de ‘Los veteranos’.
A los 9 años cambió de escuela deportiva e inició su aprendizaje en el Fútbol base Cieza en ‘La Arboleja’. Ya en juveniles lograron, como cuenta Sergio, “la gran gesta para el club y el pueblo de Cieza: ascender a División de Honor, algo histórico”.
Con 16 años debutó en 3ª división con el C.D. Cieza -y vivió el playoff de ascenso a 2ºB-,  alternaba los entrenamientos con el equipo de juveniles y el equipo sénior. Una vez tuvo la ficha sénior, estuvo dos años en el C.D. Cieza. Al año siguiente, firmó un contrato de dos temporadas en La Roda C.F, equipo que militaba en 2ª división B. Estos dos años, a pesar de los contratiempos: “Fueron los dos más bonitos de mi carrera deportiva y en los que más aprendí”, declara el deportista. La siguiente temporada fichó por el estudiantes de Murcia (3ª división), “un gran proyecto a nivel deportivo en el que no pudimos lograr el objetivo”, añade.
El año siguiente decidió jugar en Pulpí con el C.A. Pulpileño (3ª división), un año en el que no se lograría el objetivo por 1 sólo punto, que era jugar el play off a 2ª división B, aunque si lo conseguirían al año siguiente, pero tuvieron “la mala fortuna” de no ganar al Lorca deportiva en la final del play off de ascenso.
Este año, ha tomado la arriesgada decisión de irse a 3.000 kilómetros de casa, nada menos que a Toruń (Polonia), firmando un contrato por el T.K.P. Elana Toruń, en la división 3ª de las ligas polacas.

Pregunta: Con 5 años comenzó con el fútbol,  ¿ha dejado de ser un juego?

Respuesta: Sí y no al mismo tiempo. Para mí el fútbol es mi trabajo y el deporte con el que me gano la vida, pero, realmente, disfruto muchísimo haciendo lo que hago y me siento muy afortunado por ello.


P: Ha pasado por diferentes clubes, a nivel personal, ¿cuál ha sido la etapa más satisfactoria?

R: Pues la verdad es que estoy muy agradecido a todos y a cada uno de los clubes en los que he estado por la confianza que depositaron en mí, en su fecha y en la que todos los años fueron buenos, pero sí que es verdad que las dos temporadas que estuve en La Roda C.F. en 2ªB fueron los años que más he disfrutado y sobre todo los que más he aprendido, que creo que es lo más importante.


P: Compagina el fútbol con los estudios en Psicología, ¿por qué escogió esa carrera?

R: Realmente porque es una carrera que te enseña a ayudarte a ti mismo y sobre todo a ayudar a los demás, eso es una de las cosas más reconfortantes para una persona. Mucha gente piensan que ir al psicólogo es estar «loco», pero creo que es todo lo contrario, todos necesitamos ayuda para poder vivir en una mejor armonía personal.

P: Ha vivido varias fases playoff, ¿qué recuerda de esos momentos?
R: Tengo tantísimos buenos recuerdos que sería imposible mencionártelos todos. Seguramente el que más me llegó al corazón fue ver ‘La Arboleja’ abarrotada en las tres fases de playoff de ascenso a 2ª división B, eso para las personas aficionada al fútbol de Cieza fue algo mágico. Ojalá podamos volver a ver otro playoff en nuestro pueblo, sería muy bonito.

P: Tras más de 20 años de fútbol, ¿con qué se queda?
R:
Sin duda alguna, con los compañeros que he tenido, que muchos de ellos, a día de hoy, son mis amigos. Creo que hoy por hoy las amistades son muy necesarias para todo en la vida y la verdad que yo he tenido mucha suerte.

P: ¿Se puede vivir de esta pasión?

R: Por supuesto, desde los 18 años estoy viviendo de este deporte, pero también te digo que no es nada fácil; la vida de cualquier deportista merece mucho esfuerzo y sacrificio. Muchas personas piensan que es echarte un balón al terreno de juego y a correr, pero no es así. Detrás llevamos trabajo, descanso, cuidarte la alimentación, prohibirte salir en exceso, estar lejos de tu familia y de tus amigos, etcétera, y eso, cuando eres joven, es muy complicado llevarlo a cabo.

P: Este año ha tomado la decisión de marcharse a 3.000 kilómetros de casa. ¿Cómo se fraguó esta decisión? ¿Tiene objetivos que cumplir en Polonia?
R: Tenía muchas ganas de poder vivir una experiencia futbolística en el extranjero, y este año se ha dado la oportunidad y aunque sabía que era un poco una locura, en cuestión de horas tomé la decisión.

No es fácil salir de tu zona de confort y dejar a tus seres queridos tan lejos de ti, pero por el momento estoy muy contento porque todos lo estamos llevando bastante bien.
Respecto a la segunda pregunta, mis objetivos son exactamente los mismos que en España, disfrutar de este deporte y dar el máximo día tras día.

P: Cieza, La Roda, Murcia, Pulpí, Torún… ¿Se vive el fútbol de manera diferente en cada lugar?

R: Yo creo que el fútbol se vive de forma parecida en todo el mundo, sí que es verdad que unos clubes son más exigentes que otros, pero por lo general, a todos los clubes y a sus aficiones les gusta que llegue el día del partido el fin de semana y que su equipo gane.

P: ¿Quiere aprovechar la ocasión para mandarle un mensaje a sus familiares y amigos en Cieza?

R: Estoy muy agradecido a todas las personas que me rodean por todo el apoyo que me dan día tras día, es uno de los motivos por los que sigo adelante.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario