Se mejora la accesibilidad en el antiguo edificio de los Juzgados

El concejal de Obras y Servicios, Francisco Saorín, informa que las mejoras en la accesibilidad en el antiguo edificio de los Juzgados han importado 15.000 euros

Crónicas de Siyâsa/Concejalía de Obras y Servicios

En septiembre de 2016, la concejalía de Obras y Servicios, dirigida por Francisco Saorín, elaboró un mapa sobre las barreras arquitectónicas existentes en el municipio; una actuación demandada por las asociaciones desde hacía mucho tiempo, la cual fue presentada al Consejo Municipal de Discapacidad.

En el mapa se enumeraban los puntos en los que se detectó algún tipo de barrera arquitectónica, reflejando el tipo y características de las mismas. La mayoría de los puntos detectados se correspondían con ausencia de rampas en pasos de peatones, así como obstáculos que dificultaban el paso al producirse un estrechamiento del itinerario peatonal, como cuadros de luz que ocupaban parte de alguna acera.

A partir de ese momento, Saorín se puso “manos a la obra” y, en unos casos por medio de contratación a empresas externas y en otros realizadas por empleados de su concejalía, así como utilizando el personal de albañilería procedentes de los Consejos Comarcales de empleo, “se eliminó el 85% de vados peatonales para facilitar el cruce de calzadas a las personas con dificultad en la movilidad. Poniendo de manifiesto que en la rehabilitación y acondicionamiento de un municipio hay que utilizar todos los medios disponibles”.

Por otra parte, dentro de la política de rehabilitación y puesta en uso de edificios municipales, a finales de 2018, la concejalía de Administración General, que dirige la edil María Jesús López, concluyó las obras de rehabilitación del edificio de los antiguos Juzgados, donde actualmente se albergan distintos servicios municipales de atención al ciudadano, “sin poder solventar por falta de presupuesto los problemas de accesibilidad a la primera planta”.

“Recientemente –precisa Saorín-, desde la Concejalía de Obras y Servicios hemos procedido a eliminar este último obstáculo con una obra consistente en la colocación de una rampa accesible en el exterior del edificio, la colocación de una plataforma elevadora a en escaleras del hal y la consiguiente instalación eléctrica, con un presupuesto total de 14.999,98 euros, según la memoria elaborada por el arquitecto municipal Ignacio Rodríguez Valdelomar”.

Finalmente, el concejal de Obras y Servicios ha declarado que el importe de la obra ha ido con cargo a la partida correspondiente de los presupuestos participativos de 2.020.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario