Se implanta el toque de queda y el estado de alarma en toda España para frenar la pandemia del covid-19

Tendrá una vigencia de 15 días pero la intención del ejecutivo central es ampliarlo seis meses, hasta el 9 de mayo de 2021, si obtiene el apoyo parlamentario necesario

Javier Gómez

El estado de alarma y el toque de queda en todo el territorio nacional ya es una realidad y entrará en vigor esta misma tarde. Así lo ha anunciado Pedro Sánchez, presidente del  Gobierno de España, este domingo. La duración del mismo será, en principio de 15 días, porque la intención del ejecutivo central es la de prorrogarlo seis meses, hasta el 9 de mayo de 2021, si obtienen el respaldo necesario en el Congreso. De esta forma, el Gobierno de España pretende equiparse a otros países de la Unión Europea, como Francia e Italia, donde el estado de alarma se encuentra prorrogado durante meses.

Sánchez ha incidido en que el estado de alarma es «imprescindible» para «vencer» a la segunda ola de la pandemia del coronavirus, «tal y como se pudo lograr con la primera ola». Asimismo, el líder socialista ha subrayado que este estado de alarma «no conlleva un confinamiento de la población como sucedió en el mes de marzo». El presidente había recibido este fin de semana las solicitudes de varios presidentes autonómicos y de algunos regionalistas, aunque todavía falta por dilucidar si recibirá el apoyo de los Gobiernos autonómicos del PP, entre los que se encuentra el de la Región de Murcia, que no se han pronunciado.

Asimismo, el objetivo es reducir la tasa de incidencia acumulada hasta lograr situarla en 25 casos por cada 100.000 habitantes. Además, se declara el toque de queda en todo el territorio nacional por lo que no se podrá salir a la calle desde las 23:00 hasta las 06:00 horas, salvo causa debidamente justificada, con el objetivo de reducir la movilidad nocturna, excepto en las Islas Canarias debido a que su índice de contagio no es preocupante. Sin embargo, a las comunidades autónomas se les concede la competencia de poder modificar dicho horario en una horquilla de dos horas. También le otorga a las administraciones autonómicas la decisión de poder cerrar el tránsito a personas de otras comunidades y de la suyas para que no haya movilidad interregional.

Finalmente, el presidente de España quiso mandar un mensaje de optimismo a la ciudadanía asegurando que «la segunda ola del covid-19 también será vencida», aunque para ello «es necesaria la colaboración de todos, la disciplina social, y debemos empezar a restringir nuestra propia movilidad».

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario