Se anuncia la reapertura del parque Príncipe de Asturias “tras eliminar el foco de roedores”

El concejal de Sanidad y Salud Pública Francisco Saorín informa que en el espacio de esparcimiento el foco ha sido elimnado

Crónicas de Siyâsa/Concejalía de Sanidad y Salud Pública

Hace mes y medio, el Ayuntamiento de Cieza se vio obligado a cerrar el parque Príncipe de Asturias como consecuencia de la aparición de un foco de roedores. Eliminado este problema, el espacio de esparcimiento, una vez que vuelve a estar en condiciones de uso y disfrute, se reabre a los vecinos y a sus mascotas.

En una nota de prensa, el concejal  de Sanidad y Salud Pública del Ayuntamiento de Cieza, Francisco Saorín, recuerda que durante aproximdamente los tres meses de confinamiento “se vivió un periodo lluvioso donde la proliferación de semillas y roedores fue abundante, lo que unido a la reducción de los servicios de mantenimiento por tener que atender otras prioridades, dificultó que estos pudieran ser combatidos”.

“La situación creada por la aparición de un foco de roedores nos han obligado a mantener el parque cerrado, de una parte para acometer el tratamiento de la aparición del foco de roedores y, de otra, para garantizar la seguridad de las personas y mascotas”, subraya el concejal.

Saorín ha informado de que durante un mes y medio la empresa encargada del cometido de tratar la desratización del municipio “ha reforzado la puesta de cebos contra roedores, intensificando el cambio de estos y colocándolos en todos los rincones y habitáculos; acción que ha posibilitado la eliminación de ratas y mermando su existencia, ya que los cebos eran cambiados de forma quincenal por lo que el refuerzo de medidas ha sido importante por parte de la empresa que tiene adjudicado el contrato de desratización y desinsectación”.

La concejalía de Sanidad y Salud Pública no ha querido que la intervención quedara en actuaciones temporales por necesidad, si no que ha incrementado las medidas, con la colocación de arquetas cerradas para mantener cebos fijos durante todo el año, que serán revisados y repuestos cada 15 días, “garantizando con esta medida la seguridad de las personas y mascotas y que los cebos permanecen de forma constante durante todo el año”.

Finalmente, Saorín ha resaltado “la comprensión y acatamiento de las normas por parte de los vecinos y usuarios del parque en su conjunto y especialmente del espacio canino, ya que las mascotas se han visto privadas del uso y disfrute de este parque que fue construido para satisfacer las necesidades de las mismas”.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario