Saorín: “La dieta mediterránea es una de las más completas, equilibradas y saludables”

El concejal de Consumo subraya que se debe proteger la dieta mediterránea, desde 2010 Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

Crónicas de Siyâsa/Concejalía de Consumo

Francisco Saorín, concejal de Consumo, en un comunicado de prensa ha hablado sobre los beneficios de la dieta mediterránea: “Somos lo que comemos, pero también comemos como vivimos. La dieta mediterránea promueve una alimentación sostenible con el planeta ya que los alimentos que la componen están basados en productos autóctonos, de proximidad, y de temporada”. El edil ha incidido en que la dieta mediterránea tiene grandes beneficios sobre la salud y sobre el planeta. Así, ha explicado que en lo referente a la salud, mejora el metabolismo de la glucosa y el perfil lipídico, reduce la presión arterial y también la probabilidad de sufrir arterioesclerosis. Además, previene enfermedades cardiovasculares y también la diabetes.

En cuanto a los beneficios que la dieta mediterránea reporta al planeta, el concejal ha señalado  que las dietas basadas fundamentalmente en productos de origen vegetal tienen un menor impacto medioambiental y un sistema de producción más sostenible.

De otra parte,  en lo referente a las características de la dieta mediterránea, Saorín ha recordado que las hortalizas, la base de esta dieta, aportan vitaminas, minerales y fibra, siendo recomendable el consumo de mínimo dos piezas diarias. En cuanto a las legumbres, diversas en todas las estaciones del año, son una fuente de proteína clave, por lo que es aconsejable el consumo de dos a cuatro veces por semana.

En lo referente a la fruta fresca y de temporada, es siempre el postre de elección y adecuada como tentempié en cualquier momento del día, recomendándose al menos tres piezas al día.  Por su parte, el aceite de oliva debe ser la grasa de elección por sus propiedades cardioprotectoras.

También, Saorín ha hecho insistido en el “consumo diario de alimentos procedentes de  vegetales (pan, arroz, pasta…) ya que es esencial por su aporte de energía para la actividad diaria, siendo mejor su ingesta en sus variedades integrales. Asimismo, se ha referido a que el consumo de carnes debe ser moderado, preferentemente magras y evitando las procesadas”.

Otros componentes de la dieta mediterránea que ha resaltado el edil son el consumo habitual de “diferentes clases de pescado, especialmente de pescados azules por su contenido en ácidos grasos omega 3, recomendándose el consumo de al menos dos veces por semana, y el consumo de huevos, por sus proteínas de alta calidad, recomendándose su consumo de 2 a 4 veces por semana”.

Finalmente, Saorín se ha referido al consumo de productos lácteos, principalmente yogurt y queso, por su aporte de proteínas y minerales como el calcio, y del agua como bebida hidratante en todos los momentos del día.

El concejal de Consumo del Ayuntamiento de Cieza ha concluido recordando que, en términos de alimentación, “la dieta mediterránea se basa en los ingredientes propios de la agricultura local de los países con clima mediterráneo, fundamentalmente España e Italia y se resume en reducir el consumo de carnes e hidratos de carbono en beneficio de más alimentos vegetales y grasas monoinsaturadas”.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario