Paisajes de Cieza: la ermita del Santo Cristo

Fotografía de Fernando Galindo

El amanecer ciezano embellece, todavía más, el centro de peregrinación de la localidad

Crónicas de Siyâsa

La ermita del Santo Cristo se erige, desde su altura y cercanía, como guardiana de Cieza. Imponente como siempre, es un lugar de devoción de miles de ciezanos y ciezanas. Los rayos dorados de los amaneceres estivales le otorgan una belleza inigualable con la que siempre luce coqueta.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario