Los Reyes Magos vencen al covid-19

Fotografías de Jonatan López Penalva

La OJE logra mantener viva la ilusión de los más pequeños reinventando la Cabalgata y adaptándola a los tiempos de la pandemia

Javier Gómez

La magia de los Reyes Magos volvió a reinar en Cieza. La pandemia del coronavirus no fue capaz de derrotarla, gracias al esfuerzo, inconmensurable y siempre altruista, de los miembros de OJE Cieza, que contó con la colaboración del ayuntamiento. Parecía una batalla difícil ante un enemigo temible que tanto nos ha “robado” en los últimos meses. Pero los integrantes de la asociación ciezana no querían permitir que nada ni nadie dejaran sin la ilusión de sus Majestades de Oriente a quienes tanto lo merecían.

Para suplir la Cabalgata de Reyes tradicional y mantener la esencia de la tradición, la OJE puso a disposición de todos los ciezanos su campamento situado en el paraje de ‘El Maripinar’, el Complejo Juvenil Catafrente.

Los días 2,3, 4 y 5 de enero se dispuso en el lugar una recreación de la Cabalgata, que se realizó en varios días para evitar aglomeraciones. Los visitantes debieron sacar el pase para visita (gratuito) en la taquilla del Teatro Capitol.

La afluencia de padres y niños fue constante durante esos días, siempre de manera escalonada y cumpliendo las medidas sanitarias y de higiene estipuladas para evitar riesgos de contagio. Porque los más pequeños lo merecían y no se podían quedar sin la magia de los Reyes magos, y en eso es experta OJE Cieza tras casi siete décadas organizando el acto más entrañable para los niños ciezanos.

De esta forma, la Cabalgata de Reyes se reinventó y se adaptó a los tiempos de la pandemia con un único objetivo: “Que los más pequeños disfruten con la llegada de los Reyes Magos”, señaló Pedro Ríos, presidente de la asociación, quien manifestó que el esfuerzo logístico de este año “es todavía mayor que el de años anteriores”.

Un esfuerzo que se ha visto recompensado, además de por seguir transmitiendo la magia a los niños, por el comportamiento de los visitantes, “que ha sido totalmente correcto, sin aglomeraciones, y han sabido comprender la circunstancias en las que nos encontramos”, subrayó Ríos.

Los pases se llevaron a cabo cada hora y con 35 personas como aforo máximo. Además, el Consistorio puso a disposición un tren turístico durante toda la mañana y las primeras horas de la tarde, de los respectivos días, para que las personas interesadas pudieran acceder al campamento.

Asimismo, la OJE también fue la encargada de realizar el Auto de los Reyes Magos, que tuvo lugar en día 5 de enero, a las 18:00 horas, en el Auditorio Gabriel Celaya.

Finalmente, dentro de las restricciones propias de esta época de pandemia, se logró que la tradición mantuviera viva su llama. Si el coronavirus no pudo vencer a los Reyes Magos ya nadie podrá hacerlo.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario