“Lo más fácil habría sido no celebrar la Feria y Fiestas de Cieza, pero es necesaria para la economía ciezana tras un año y medio de pérdidas y sufrimiento”

ENTREVISTA

María Jesús López, concejala de Festejos, blinda la seguridad en las fiestas debido a la pandemia y confía en la “responsabilidad” de la ciudadanía

M.S.G./J.G.B.

Los festejos ciezanos, los vítores y las proclamas, los bailes, las tardes en el solar de doña Adela, las verbenas, las cenas en la calle, los encuentros… Agosto tiene sonido de fiesta en Cieza. Agosto huele a panochas y a churros, agosto suena como el castillo, como los cantes tradicionales folklóricos, agosto vibra como el patrón, san Bartolomé, frente a los coros y danzas.

Y todo ese murmullo, todo ese disfrute, se silenció con la pandemia mundial que ha cambiado la vida. Ahora, aprendiendo a convivir, a protegernos, vuelve un tímido atisbo de encuentros, de Feria. Para conocer qué nos deparará esta Feria y Fiestas de Cieza de 2021 entrevistamos a la concejala de Festejos María Jesús López Moreno.

Pregunta: La pandemia mundial ha obligado al mundo a adaptarse. Desde el Ayuntamiento de Cieza se  pusieron en marcha diferentes acciones para evitar la caída del tejido empresarial y social, ¿cuáles destacaría?

Respuesta: La verdad que han sido tantas, y hace tanto tiempo ya, que tengo que hacer un ejercicio de reflexión para enumerarlas. Si echamos la vista atrás, todas han sido importantes, desde la coordinación de los materiales y voluntarias para poder hacer llegar mascarillas y EPI´s a los sanitarios, empresas y comercios en los inicios de la pandemia, que ahora nos parece que tiene menos importancia pero que en ese momento resultó crucial, hasta las importantes ayudas económicas que se han puesto en marcha para ayudar a comercios, hosteleros y autónomos por valor de más de 1 millón de euros. Las campañas de impulso al comercio y la hostelería, el aumento de las ayudas sociales, el reparto de alimentos, la bonificación del ICIO, el aumento del empleo social… resulta difícil elegir.

P: Ostenta dos carteras de gran relevancia como son Comercio y Festejos. En esta etapa pandémica ha debido tomar decisiones drásticas para ajustarse a la realidad sanitaria que vivimos. ¿Ha notado presión, tanto de asociaciones como de ciudadanos al respecto? ¿Cómo ha sido esa presión? ¿Cómo calificaría el resultado de las decisiones tomadas?

R: Respecto a la cartera de Comercio y Hostelería ha sido una época dura la que nos ha tocado vivir, pero más que a mí a los titulares de los establecimientos que han sufrido las consecuencias de las medidas sanitarias. Personalmente me siento satisfecha del apoyo que desde el Gobierno local se ha ofrecido a estos colectivos. Como decía anteriormente, en los primeros momentos de angustia con el material necesario para poder subir la persiana y posteriormente con ayudas directas y campañas de impulso. Más que presión he podido vivir muy de cerca la angustia, el enfado y la impotencia de cada uno de ellos, y la incertidumbre cada vez que se publicaba un nuevo boletín con medidas, algunas que no compartíamos pero que la autoridad competente consideraba necesarias, ya que se trataba de medidas que afectaban a su negocio.

Respecto a la Concejalía de Festejos, la presión ha sido diferente y quizá más llevadera. El año pasado la cancelación de la Feria y Fiestas de Cieza la vimos compensada con ‘Veraneo’, que permitió dinamizar el mundo de la cultura y a todas nuestras asociaciones, y nos permitió disfrutar de artistas muy relevantes a nivel internacional. Este año, afortunadamente, la pandemia nos ha dado tregua para poder organizar la Feria, y aunque la decisión ha sido complicada, si todos demostramos responsabilidad y respeto se habrá conseguido el objetivo: dinamizar social y económicamente una vez más el municipio.

P: La cultura y los festejos han padecido, por su carácter aglutinador, cambios. ¿Cómo afronta la Concejalía de Festejos la organización de los actos? ¿Qué medidas de seguridad se van a emplear?

R: Para el Gobierno local lo más fácil sería no celebrar la Feria y Fiestas, pero nuestra responsabilidad está por encima de cualquier decisión complicada. Y es que el tejido socioeconómico de Cieza nos está esperando tras un año y medio de pérdidas y sufrimiento. Si hemos dado este paso al frente es porque confiamos en la sensatez de nuestros vecinos y, además, no hemos dudado en invertir en seguridad y protocolos.

Efectivamente, todo ha cambiado y por supuesto las actividades de ocio también. Cuando iniciábamos los preparativos de la Feria y Fiestas, algún compañero me comentaba: “¿cómo haces una Feria sin gente? Evidentemente, haciendo una Feria diferente, que evite las aglomeraciones y que permita mantener las recomendaciones sanitarias. Todos tenemos que cambiar un poco la idea que tenemos de actos y eventos antes de la pandemia y adaptarnos a la situación. A mí, personalmente, me parece muy interesante poder acudir a un concierto, a una obra de teatro o a  una visita turística. Entre ir con mascarilla y estar sentada a no ir… está claro con lo que me quedo. Por eso hemos decidido apostar por la Feria, porque creemos que es posible si todos respetamos.

Hemos estado con todos en el peor momento, poniendo toda la carne en el asador, lanzando ayudas económicas de importantes cantidades y la Feria es una respuesta más a lo que nuestra ciudad necesita, aunque no sea tal y como la concebimos. Cieza es fuerte y debemos seguir siendo referente en todo lo que  esté a nuestro alcance, y esto sin duda lo estará.

P: Cieza cuenta con  una tradición antiquísima en lo que respecta a sus festejos, diferentes actividades han ido naciendo y muriendo en los encuentros locales. ¿Qué actividades le interesa potenciar al Consistorio?  ¿Cuáles no se podrán celebrar debido a la situación actual de la pandemia?

R: Desde el Ayuntamiento vamos a potenciar todas las actividades que demanden nuestros vecinos y todas aquellas que tengan buena acogida. En la última Feria, la de 2019, todas las actividades tuvieron una gran afluencia y resultaron multitudinarias, por lo que resulta difícil elegir. En esa Feria se puso en marcha como novedad, la Feria de Día, por ejemplo, que este año va a tener que esperar, pero que sí que consideramos interesante. Este gobierno también ha impulsado la creación de una zona joven en La Era, que ha tenido gran acogida por parte de la población de menos edad, y que esperemos que pueda volver pronto.

El ‘Castillo’, los autos locos, las procesiones, las carrozas y el ‘Arroz y Conejo’ son actividades que por la dificultad para controlarlas tendrán que esperar.

P: La localidad todavía recuerda la celebración de grandes conciertos al aire libre, en abierto. ¿Cómo han planificado las actividades culturales y de ocio? ¿Cuál destaca?

R: Todas las actividades van a contar con un recinto perfectamente acotado y con control de aforo. Sólo se podrá acceder a los recintos si se ha adquirido la entrada o invitación correspondiente. Además, se ha hecho un esfuerzo importante en reforzar la seguridad y los controladores que van a velar por el cumplimiento estricto de todas las normas sanitarias.

Respecto a las actividades…hay de todos los gustos y para todos. Hemos intentado que todo el mundo encuentre su hueco en la programación y tenga alguna actividad o evento en el que participar. A pesar de ser una Feria diferente, estamos satisfechos con el resultado y también con la acogida que estamos recibiendo de la gente. Es difícil destacar alguna actuación, porque, como decía, hay variedad, pero me quedo con una muy importante que no viene en el programa “la responsabilidad individual y colectiva de cada uno de nosotros para que todo salga bien”.

P: Las carrozas han ido perdiendo popularidad en la localidad: las bandas han sido sustituidas por equipos de música y las puestas en escena se han reducido. ¿Se pretende realzar esta tradición en años sucesivos cuando la presión pandémica disminuya y se permitan aglomeraciones?

R: Rotundamente sí. Comparto la afirmación de que han ido perdiendo calidad y popularidad, y, precisamente por eso, desde la concejalía se pretendía trabajar en ese sentido potenciando a las asociaciones y peñas que ya están y buscando nuevas formas de participación. Pretendíamos lanzar un proyecto que durase todo el año, con talleres y actividades para que el resultado final se pudiera disfrutar en la Feria, además de incluir grupos de animación profesionales. Lamentablemente, es una idea que hemos tenido que aparcar, pero que esperamos poder retomar pronto.

P: Después de más de seis años como concejala en el Ayuntamiento de Cieza, ¿qué sensaciones tiene de la vida política de la localidad? ¿Desea continuar y ampliar horizontes en la actividad política?

R: Es una pregunta complicada. Después de seis años como concejala con responsabilidad de gobierno, las sensaciones que tengo son una mezcla de satisfacción, orgullo, preocupación e ilusión.

Se han llevado a cabo grandes proyectos para Cieza, y cuando miras atrás y sabes que has formado parte de ellos, no puedes dejar de sentir orgullo y satisfacción. ‘Floración’, ‘SaborArte’, Cicola, la rambla del Realejo, el Centro de Atención al Ciudadano, las mejoras en instalaciones deportivas, en caminos rurales,  la IGP del melocotón, Siyâsa, la EDUSI, las políticas de empleo, RecoNexta, …es imposible no sentir orgullo. La preocupación viene porque hay cosas que siempre se escapan y que a veces cuesta explicar y poner en marcha. Y la ilusión por todos los proyectos que tenemos encima de la mesa, que son muchos y que seguirán transformando Cieza y la calidad de vida de los ciezanos y ciezanas. Es muy gratificante poder trabajar para tus vecinos y vecinas.

Respecto a continuar en la vida política… la verdad que siempre la he tenido muy cerca en mi casa, gracias a mi padre, y me encanta lo que hago y, como decía, todavía mantengo intacta la ilusión de poder seguir haciendo cosas, pero no depende sólo de mí. Lo que sí tengo claro es que, en primera línea o no, seguiré trabajando en mi partido y con mis compañeros por mejorar la sociedad. Todavía queda mucho por hacer.

P: Finalmente, ¿qué desea decirles a los ciezanos y ciezanas en esta Feria y Fiestas de Cieza?

R: ¡Felices fiestas! El resultado de las mismas va a depender única y exclusivamente de cada uno de nosotros. Cuando vayamos a alguna actividad y cuando salgamos a una terraza. No podemos olvidar que venimos de una ‘no Feria’ en 2020 y que necesitamos tener una Feria por todo lo alto en 2022. Responsabilidad, respeto y rigor en el cumplimiento de las normas. Cuando hagamos balance, quiero decir orgullosa que una vez más los ciezanos y ciezanas han estado a la altura.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario