Las plataformas contra las macrogranjas se concentran simbólicamente con motivo del Día de la Protección del Medio Ambiente

Se reunieron las plataformas de Yecla, Jumilla, Cieza y Pozuelo

Crónicas de Siyâsa/Salvemos Nuestra Tierra, ¡No a las Macrogranjas!

El pasado domingo,  18 de octubre, las plataformas de Yecla, Jumilla, Cieza y Pozuelo se concentraron en diferentes lugares  “donde se han proyectado macrogranjas porcinas para mostrar públicamente su rechazo”.

Jumilla,  que seguía en fase 1 flexibilizada, “no pudo ser el centro de una gran manifestación”, explican. Los componentes de la plataforma Salvemos Nuestra Tierra, ¡No a las Macrogranjas!, decidieron realizar la lectura simbólica de un manifiesto con Motivo del Día Mundial de la Protección de Medio Ambiente.

Seis componentes de la plataforma se desplazaron hacia la Cañada del Judío, en las inmediaciones donde previsiblemente se construirá la Macrogranja, para, al igual que ocurría en los pueblos vecinos, realizar la lectura del manifiesto.

De la misma manera, medio centenar de vecinos y vecinas de Cieza  de la plataforma Salvemos nuestra tierra- Cieza ¡No a las macrogranjas! se concentraron en el paraje ‘Casa de las Monjas’ para “mostrar su repulsa hacia las granjas porcinas proyectadas en sus campos.  A media mañana salieron en caravana  hacia una finca de la Sierra de Ascoy donde está prevista la instalación de una  de estas granjas, una finca ubicada próxima al límite territorial con Jumilla”.

Por otro lado, la Plataforma Ciudadana Salvemos el Arabí y Comarca, de Yecla, realizó la lectura del manifiesto en el Monte Arabí, “justo al pie del desmonte ilegal que acometió Cefusa-ElPozo en el año 2017, cuando inició las obras para construir numerosas instalaciones industriales con capacidad para 26.000 cerdos”, declaran.

En el municipio de Pozuelo, con una población de 300 habitantes, “se siguen pidiendo permisos y creando granjas de ganadería intensiva”. Allí, varios miembros de su plataforma Pozuelo ¡No a las macrogranjas!, hicieron la lectura del manifiesto, intentando hacer ver a sus vecinos, que este tipo de actividad “solo puede crear ruina y despoblación”.

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario