La solución del Castillo de Siyâsa

    Imagen aérea tomada por drone y cedida por Javier Caballero, piloto y operador de drones

Esta es la solución del enigma que os planteamos y del que nos habéis mandado vuestras aportaciones

Max

El califa Omar Cha´far ben Sulayman al –Muqtadir, príncipe de la dinastía de Banu Hud, había comprometido a su hija la princesa Hayat con un príncipe nazarí. La joven había sido educada para rendirle pleitesía a su padre, por lo que aceptó los deseos de este, pero cuando conoció al artesano Abderramán y supo que era el autor de aquella bella obra de orfebrería, otros sentimientos desconocidos afloraron en ella. La bondad del pequeño de los Malik y su sensibilidad hacia el arte la habían conquistado. Con el tiempo se trataría de un amor correspondido, puesto que Abderramán también se había quedado prendado de ella en cuanto la vio, pero desgraciadamente ambos sabían que su amor era imposible, porque el califa nunca lo consentiría. Así que la pobre princesa había enfermado de amor.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario