La mejor liga del mundo, por Diego J. García Molina

La mejor liga del mundo

Solo queda una jornada para que termine la liga y, tanto el Real Madrid como el Atlético de Madrid llegan con opciones de levantar el título de liga. La jornada anterior el F.C. Barcelona se bajó de esta carrera de fondo al perder su partido en casa contra el Celta de Vigo, pero en caso de haber ganado continuaría todavía en liza. Está destacando mucho la prensa deportiva la emoción del final de liga y que no llegaban tres equipos con opciones a las últimas jornadas desde hacía bastantes años. También repiten como loritos el eslogan de la mejor liga del mundo. Sin embargo, ¿realmente lo es? Veamos.

En primer lugar, el final de liga, en efecto, es emocionante al no estar todavía decidido en la última jornada; pero, ¿es ello debido a la calidad y buen hacer de los equipos o más bien de lo contrario? Yo me inclino por la segunda opción. El Atleti disfrutaba hace unos pocos meses una ventaja de 10 puntos o más sobre sus perseguidores, y eliminado de copa del rey y de la liga de campeones (antigua Copa de Europa) solo tenía que centrarse en mantener su ventaja. Pues poco a poco fue dilapidando esa superioridad incluso consiguiendo el Madrid estar durante varios minutos como líder la jornada anterior. Todo ello frente a dos equipos que llegaron hasta casi el final en otras competiciones: el Madrid, siendo eliminado en semifinales de copa de Europa hace pocos días y el Barcelona ganando la copa del rey. Con el añadido de que el Barcelona ha tenido su peor actuación en liga desde hace muchísimos años, y aun así llegó con opciones a la penúltima jornada, y un Madrid con una plantilla envejecida que Zidane nunca ha podido disfrutar en su totalidad ya sea por el record de lesiones que ha batido esta temporada o contagios por covid, entre otros motivos.

Es decir, si en la penúltima jornada de liga todavía 3 equipos tenían posibilidades ha sido más por deméritos propios que por su desempeño. Cuando el Atlético le gane al Valladolid el próximo fin de semana terminará la liga con 86 puntos en su casillero, tras un sprint final de 4 partidos ganados y un empate en las cinco últimas jornadas. Recordemos que el Madrid de Pellegrini, con Cristiano Ronaldo como estrella, perdió la liga donde el equipo consiguió más puntos de toda su historia, contra el Barcelona de Messi y Guardiola. Y en los años posteriores de máxima rivalidad ya con José Mourinho en el Banquillo, ambos equipos alcanzaron los 100 puntos; superando el segundo clasificado con holgura, en muchas ocasiones, los 90 puntos. Alguien podría argüir que la diferencia entre Madrid y Barcelona, y el resto, era muy significativa, pero nada más lejos de la realidad, pues eran tiempos de vacas gordas y cualquier equipo tenía internacionales en su plantilla. Era habitual que otros equipos alcanzaran las últimas rondas de las competiciones europeas, como el mismo Atleti, llegando a dos finales de Champions y ganando un par de Europa League, el Sevilla, ganando en menos de 15 años en 6 ocasiones la segunda competición continental en importancia, el Villarreal llegando a varias semifinales europeas, etc.; incluso el Alavés consiguió jugar una final de UEFA contra el histórico Liverpool, perdiendo en una final épica.

Sin embargo, en estos momentos, nuestra liga se encuentra en su estado competitivo más bajo a nivel internacional. La marcha de Cristiano Ronaldo y la decadencia evidente de Messi ha afectado, como no puede ser de otra manera, a los equipos referencia de la competición doméstica. De hecho, este año, de los 4 equipos que participaron en la copa de Europa solo uno pasó de octavos de final. Años anteriores hemos visto como el Barcelona era eliminado con goleadas de escándalo de equipos como Roma (3-0), Juventus (3-0), Liverpool (4-0), o Bayern de Munich (8-2); este año ha sido el Paris Saint Germain quien los sentenció en el partido de ida con un 1-4 en el Camp Nou. El propio Real Madrid era eliminado los dos años anteriores también en octavos por Ajax y Manchester City. Y es esta última liga, la inglesa, la absoluta dominadora del futbol actual, con 2 equipos en la final de la champions y uno en Europa league. Hace dos temporadas superaron este resultado copando las finales europeas con 4 equipos de la Premie League.

No hay duda de que los clubes ingleses, por el motivo que sea, son el objetivo preferente de grandes millonarios de todo el mundo, los cuales, desde Rusia, Catar, Emiratos Árabes, Estados Unidos, Tailandia, etc., inyectan grandes cantidades de dinero en sus equipos para conseguir futbolistas de relumbrón. El Manchester City lleva invertidos en fichajes más de 1.000 millones de euros en los últimos años para conseguir la tan ansiada copa de Europa. En pocos días se enfrentará con ese propósito al Chelsea del oligarca ruso Abramovich; parece que finalmente este año el dinero conseguirá su objetivo. Desde este punto de vista se entiende un poco mejor la alianza de enemigos irreconciliables como son Madrid y Barça, Florentino y Laporta, con el objetivo de lanzar la superliga europea que les pueda proporcionar ingresos extra y así competir con estos conjuntos para los que el dinero no es un problema. No solo en Inglaterra, también el Paris Saint Germain perteneciente a la dictadura teocrática de Catar, la empresa de la bebida energética Red Bull, dueños el equipo alemán Leipzig y su “filial” de la liga suiza Salzburg, la Roma recientemente adquirida por un multimillonario californiano, etc.

Es por ello asombroso, ocurrencia casi única en el mundo y realmente apreciable, que equipos como el Athletic de Bilbao, con su particular filosofía de contar únicamente con futbolistas nacidos en el País Vasco y alrededores (o descendientes de estos), el Real Madrid y el Barcelona, continúen perteneciendo a los socios; estos dos últimos compitiendo al máximo nivel internacional, al menos hasta ahora. No siempre contarán entre sus filas con jugadores superlativos como Cristiano y Messi, quienes han protagonizado una rivalidad histórica nunca vista antes en el mundo del futbol, y quizá del deporte; llegará un momento en que el acaparamiento de estrellas de los clubes antes mencionados dejará sin opciones al resto, dado que la UEFA tampoco parece muy dispuesta a cumplir las sanciones impuestas a equipos por saltarse el límite salarial. Tendremos que ir acostumbrándonos a que nuestra liga no sea la mejor liga del mundo.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario