La divergencia de Ciudadanos según Antonio Balsalobre

A Ciudadanos no hay quien lo entienda 

Primero dijeron no que habría reuniones con Vox. Luego que sí pero sólo para informar de lo ya acordado con el PP. Y ahora, después del encuentro entre el “liberal” Ignacio Aguado y la ultraderechista Rocío Monasterio para negociar la mesa de la Asamblea de Madrid, que definen como una primera “toma de contacto”, que podría no ser la única, siguen insistiendo en que cumplirán “lo prometido” (aquí algunos se desternillan): que no habrá negociaciones con el partido de Santiago Abascal para constituir pactos de Gobierno.

Antes de las elecciones, Rivera juraba y perjuraba que no iba a pactar con el PSOE ni con el sanchismo. Después de los comicios se avino a llegar a acuerdos con “disidentes” del PSOE en Autonomías y Ayuntamientos, exigiéndoles que “renegaran” de su líder (aquí son otros los que se desternillan). Y finalmente, que tampoco tenía por qué ser la cosa para tanto y que Ciudadanos no vetará pactos con el PSOE en algunas comunidades por la buena “sintonía” que la formación ‘naranja’ mantiene con los socialistas en lugares como Extremadura, Castilla-La Mancha o Aragón, pero no, por lo que parece, en Murcia, donde mantiene a Conesa y Miras en un sinvivir. Y al resto de murcianos, convidados de piedra, ya sin voz ni voto, expectantes y turulatos, ante el largo parto de este pacto.

Lo más alucinante de este embrollo es que nadie sabe a qué juega Ciudadanos. Quizá no lo sepan ni ellos mismos. Se reúnen con Miras, y el sustituto de PAS sale exultante. Se ven con el PSOE y Conesa se muestra pletórico. Pero aún no han pasado diez minutos cuando llega el desmentido. Una veces, apostando por la regeneración que hace las delicias de la izquierda. Otras, confirmando que su “socio preferencial” es el PP, que levanta los ánimos de quien todavía alberga esperanzas de seguir siendo el partido único de la Región.

Como vemos, el errático partido naranja lo mismo hila que trasquila, dice que se desdice. ¿A dónde vais, Rivera, Franco y Gómez? ¿Lo sabéis, de verdad? ¿O es que habéis hecho del cortoplacismo político, la improvisación y la contradicción vuestra seña de identidad? ¿Es apuntalando al PP como queréis sobrepasarlo y liderar la oposición, situándoos “definitivamente” como alternativa al PSOE? A mí me da que no. Muy equivocados andáis, a mi entender, si creéis que el tren del sorpasso va a estar pasando cada cuatro años. O asumís responsabilidades y gobernáis, no como subalternos sino como cabezas visibles, o la pinza PP-Vox os engullirá irremediablemente. Rivera y Arrimadas han optado por confundirse con el PP en lugar de diferenciarse de él. Y entre muchas de cal (PP-C’s-Vox), para desconcierto de los liberales europeos y algunos de sus dirigentes, quizá quepa alguna de arena. Todo ello a salto de mata, sin táctica ni estrategia (al menos creíble). Sin orden ni concierto. Por arte de birlibirloque. Y así, Ciudadanos, no hay quien os entienda.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario