La Consejería de Educación anuncia las nuevas medidas para el inicio del curso

Entre las medidas destaca la contratación de 800 docentes, la modalidad semipresencial para el segundo ciclo de la ESO y Bachillerato y la inversión para la conciliación familiar

María Bernal

Este jueves 21 de agosto comparecía Esperanza Moreno, consejera de Educación en la Región de Murcia, junto a Manuel Villegas, consejero de Sanidad, para informar sobre la vuelta a las aulas para el próximo curso 2020/2021.

La consejera ha iniciado su intervención recalcando que “no han dejado de trabajar para asegurar la calidad educativa ante la situación de crisis sanitaria que se está viviendo”, mandando así un mensaje de tranquilidad para docentes, padres y alumnos.

A las medidas ya propuestas por la Consejería en el mes de julio, se añade ahora otra batería de medidas. Para ello, se van a tener en cuenta tres escenarios posibles, como ha indicado Esperanza Moreno: modalidad de máxima presencialidad, modalidad semipresencial y modalidad a distancia, en caso de un posible confinamiento.

Será obligatoria la asistencia en Educación Infantil, Primaria y 1º y 2º de ESO cuatro días a la semana, siempre que no sobrepasen los 24 alumnos en ESO y los 20 en las otras etapas; en educación especial será presencial por cumplir la ratio estipulada (menos de 20 alumnos); y será de carácter prescriptivo la semipresencialidad para 3º y 4º de ESO,  Bachillerato y Formación Profesional, dividiendo los grupos en dos subgrupos y alternando su asistencia en tres y dos días cada semana, reduciendo así el aforo de los centros en un 20%.

Por su parte, para el tercer escenario se apuesta por mejorar las condiciones informáticas de los centros y de las familias, con la inversión de 57.000 dispositivos electrónicos entre tablets y móviles, así como destinar una partida presupuestaria de 18.000.000 millones de euros para digitalizar los centros de Educación.

Se modifica también el programa de refuerzo educativo en jornada vespertina, pasando de dos a cuatro días semanales de manera presencial para todo los cursos de Primaria, Secundaria y Bachillerato.

Por otra parte, se pasa de contratar a 300 docentes más que los anunciados en el mes de julio, ascendiendo el número total a 800.

“La conciliación es el objetivo principal del gobierno de López Miras”, ha indicado Esperanza Moreno, “para lo cual se beneficiarán 10.000 alumnos de becas de comedor, ofreciéndole a los ayuntamientos para tal fin una línea de ayuda y de gestión”.

Otra de las propuestas para afrontar la vuelta a clases es el refuerzo de los servicios de limpieza y el acondicionamiento de todos los centros con los recursos necesarios, invirtiendo para ello 12.000.000 de euros.

Finalmente, se ha hecho un llamamiento a la responsabilidad de los ciudadanos para trabajar de manera coordinada y segura con la comunidad educativa, siguiendo y respetando todas las normas que haya en los centros educativos de la Región de Murcia.

Esperanza Moreno le ha transmitido también al Ministerio de Educación “que permita flexibilizar el currículo, siempre que la situación así lo requiera”, y ha acabado su comparecencia incidiendo en que “todo lo propuesto se llevará a cabo atendiendo a la situación que haya en cada momento y siempre con las pautas que dicte la Consejería de Sanidad”.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario