La concejala del PP de Cieza Laura Villa abandona el Grupo Municipal pero conserva su acta

La guerra interna entre los populares, que se prolonga desde la anterior legislatura, suma un nuevo capítulo

Javier Gómez

La edil popular Laura Villa ha renunciado a seguir en las filas del PP de Cieza y ha informado de ello a través de un comunicado de prensa. Asimismo, pasará a ser concejala no adscrita ya que asegura que “mis ideales, mi forma de ser y lo que para mí significa el trabajar por mi tierra no me permiten seguir trabajando bajo las líneas políticas que dirigen las actuaciones del Partido Popular en Cieza”.

En este sentido declara que “actualmente, y tras meses de intentar trabajar bajo unas mismas directrices, creo que nuestras posiciones permanecen distantes y en un punto de no retorno debido a las decisiones que se vienen tomando en este Grupo Municipal, razón por la cual, por lealtad a los valores y principios que tengo como persona, y después de haberlo meditado detenidamente, he decido marcharme de un partido en el cual dejo grandes personas”.

Además afirma que la decisión ya se la ha comunicado al presidente de la Comunidad Autónoma Fernando López Miras. Según manifiesta Villa, abandona el partido por “respeto a los ciezanos que confiaron en mi persona con sus votos en las pasadas elecciones, votos por los cuales fui elegida para ser concejal. Y también porque a día de hoy conservo intactas las ganas y la ilusión de trabajar por Cieza y para Cieza. Ilusión, ganas y trabajo fueron las únicas razones por las que me decidí a dar el paso de integrarme como independiente en una candidatura a las mencionadas elecciones municipales”.

Finalmente, «solo me queda expresar mi más sincero agradecimiento al Partido Popular, y a las personas que dentro de dicho partido confiaron en mí, y que me brindaron dicha oportunidad y, por supuesto, desear a los concejales de su Grupo Municipal, los  que hasta el día de hoy han sido mis compañeros, toda la suerte y los mayores éxitos en su gestión”.

La  renuncia de Laura Villa supone un nuevo capítulo de la crisis interna del PP de Cieza, que durante toda la legislatura anterior vivió una intensa lucha de poder que supuso primero la dimisión de Juanma Molina , líder del grupo,  y la de Francis Piñera, edil popular, y la renuncia y el consiguiente paso como concejales no adscritos de Enrique Fernández, Piedad Quijada, Paco Caballero y Ana Belén Corredor. Posteriormente, se produciría el cese de Fernando Tamayo, presidente del PP local y rival de los anteriores. Desde entonces dirige los designios del partido una gestora. Sin embargo, los problemas siguen en el seno de los populares.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario