Juan Piñera se defiende de las acusaciones por acoso laboral del nuevo concejal de Vox

El edil no adscrito niega que existiese acoso “como demuestra el hecho de que firmase un documento en el que se comprometía a retirar la denuncia si se no se le aplicaban medidas disciplinarias”

Javier Gómez Bueno

Después de que la semana pasada estallase la crisis en el seno de la formación conservadora, Juan Piñera, que abandonó Vox y que pasó de ser el líder local a declararse concejal no adscrito, quiere romper su silencio sobre la denuncia que en su día interpuso el nuevo edil de Vox, Juan José Piñera, por acoso laboral, y por el que se abrió expediente en Ayuntamiento, contra el primero y la por entonces también concejala de Vox, María Dolores Piñera.

El edil no adscrito, que en su momento no quiso hacer declaraciones “por órdenes del partido”, manifiesta que no existió ningún tipo de acoso: “Se le cesó porque no gozaba ya de nuestra confianza y el cargo de funcionario de empleo es de libre designación y se basa, principalmente, en la confianza depositada en la persona para que lleve a cabo las funciones del puesto”.

Según Juan Piñera, el actual concejal de Vox “nos acusó falsamente. Prueba de ello es que posteriormente firmó un documento en el que se comprometía a retirar la denuncia, como así hizo, si se le dejaba seguir desarrollando su trabajo y no se aplicaban medidas disciplinarias por su acción”. Además, advirtió la semana pasada que estaba estudiando la posibilidad de denunciar al nuevo concejal por acusarlo “falsamente”.

Por su parte, el actual edil de Vox Juan José Piñera, cuya entrada en la corporación municipal provocó la salida del líder local, señaló a esta redacción en su momento que “el acoso vino motivado por mis simpatías hacia Antelo en las elecciones regionales del partido, mientras que ellos abogaban por Galdón”. Asimismo, aseguró que retiró la denuncia al garantizársele el puesto de trabajo, pero que intentó activar nuevamente cuando los concejales, finalmente, le cesaron.

Por último, el concejal no adscrito subraya que “la primera decisión que tomó Juanjo Piñera al ocupar el cargo de concejal fue cesar a la funcionaria de empleo que estaba ocupando su puesto. Ahora hay un funcionario de empleo impuesto desde la dirección regional”.

Por el momento, la brecha sigue abierta en Vox Cieza y no parece que las diferencias entre el concejal no adscrito y el nuevo edil de la formación conservadora estén próximas a solucionarse.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario