IU-Verdes exige a la CARM “las inversiones necesarias para garantizar un curso escolar seguro”

Su coordinador en Cieza, Francisco Saorín, denuncia que la Consejería de Educación afronta el comienzo de curso “con un protocolo que no modifica las condiciones preexistentes de masificación de las aulas, falta de espacios, excesiva carga lectiva del profesorado, burocratización y, en definitiva, falta de financiación para abordar las necesidades educativas”

Redacción

IU-Verdes de Cieza recuerda que el acuerdo de vuelta a la enseñanza presencial -suscrito entre el Ministerio de Educación y Formación Profesional y las CCAA el pasado 11 de junio- renunció a establecer un marco normativo general sobre distancia de seguridad en las aulas optando por un criterio ‘flexible’.

“Como no se ha reducido la ratio, ni en la Comunidad Autónoma de Murcia se ha contratado más profesorado para atender a grupos más pequeños y tampoco se dispone de espacio físico en los centros, la flexibilización de los criterios sanitarios para la enseñanza presencial ha dado lugar a que su plan para el inicio de curso no establezcan distancia personal mínima, siempre que se use mascarilla”, afirma, al tiempo que destaca la “grave contradicción existente” entre las normas establecidas para los centros escolares y las normas sanitarias de cualquier espacio laboral o público.

El coordinador de los ecosocialistas ciezanos, Francisco Saorín, incide también en el hecho de que la responsabilidad para aplicar los protocolos sanitarios “recaiga en los equipos directivos, sin asesoramiento ni dirección de ningún responsable sanitario y, lo que es peor, sin el aumento del presupuesto ni de los recursos necesarios para asumir las nuevas responsabilidades”.

“En la práctica -expone Saorín-, esto supone que estos planes no pueden aplicarse por no estar adaptados a la realidad, tal y como advierten desde hace tiempo los equipos directivos de los centros escolares”.

El dirigente de IU-Verdes considera que la pandemia por el covid-19 afecta «de manera aún más importante a un sistema educativo público que arrastra años de recortes presupuestarios. La actual situación debería ser una oportunidad para volver a la carga lectiva anterior a 2012, reforzar los equipos educativos, reducir la ratio y aumentar de manera importante la financiación. Pero la realidad es que la inversión en educación se pospone porque, en definitiva, no parece ser una prioridad y la escuela termina por aguantar y adaptarse a todo”, lamenta.

Advierte también «del desamparo que sufren las familias», ya que “si la escuela, que sigue siendo la única solución que se plantea ante los problemas de conciliación, no constituye un entorno seguro se convertirá en un foco de contagio y de forma temprana se volverá a la situación de no presencialidad”.

IU-Verdes denuncia que “tampoco se está abordando con rigor una posible vuelta a la situación de enseñanza por medios telemáticos. Durante el confinamiento del tercer trimestre la actividad educativa se sostuvo gracias al sacrificio y a los recursos del propio profesorado. Ante una vuelta la enseñanza telemática, la administración debería estar en condiciones de asegurar que todo el alumnado dispone de los recursos necesarios para poder seguir las clases desde el primer momento y que el profesorado, además de tener una regulación del teletrabajo, goza de todas las garantías jurídicas en el tratamiento y la protección de los datos que maneja”.

IU-Verdes de Cieza considera “necesario que se recupere la educación presencial, priorizando la atención del alumnado vulnerable, que es el que más ha sufrido con esta pandemia y que en su mayoría (82%) se encuentra en los centros públicos. Por eso exigimos que a los fondos covid se sumen las aportaciones necesarias por parte de la administración autonómica para dotar a la educación pública de los recursos humanos y materiales que necesita para una vuelta segura a las aulas”.

Finalmente, Saorín ha recordado que la comunidad educativa prepara movilizaciones «ante la situación de inseguridad y la falta de previsión de las administraciones educativas autonómicas de cara al inicio del nuevo curso». Ante ello, IU-Verdes entiende que “no se puede obligar a nadie a elegir entre su derecho a la educación o sus derechos al trabajo y a la salud. Por ello, en el caso de que esta vuelta a clase no se haga en condiciones de seguridad, apoyaremos las movilizaciones que se convoquen para exigirlo”.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario