IU-Verdes de Cieza: “El Ayuntamiento no dejará de ingresar los 600.000 euros del impuesto de plusvalía”

El portavoz de Economía de IU-Verdes de Cieza Antonio Penalva muestra su satisfacción con la nueva normativa sobre el impuesto de plusvalía, lo que posibilitará que el Ayuntamiento de Cieza pueda continuar ingresando 600.000 euros al año por este tributo que “redundará en el bienestar ciudadano”

Crónicas de Siyâsa/Izquierda Unida

IU-Verdes de Cieza ha mostrado su “satisfacción” por el hecho de que el Consejo de Ministros ha aprobado un decreto que adaptará el impuesto sobre plusvalías a las fluctuaciones del precio de la vivienda. En este sentido, Antonio Penalva, portavoz de Economía de IU-Verdes de Cieza, ha explicado que “se crearán unos nuevos coeficientes que se aplicarán sobre el valor catastral y que actualizará cada año para recoger la verdadera situación del mercado”.

Recientemente, el Tribunal Constitucional declaró la nulidad de varios puntos del articulado de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales en lo que tiene que ver con el impuesto de plusvalía, “lo que en el caso del Ayuntamiento de Cieza conllevaba que este dejara de ingresar 600.000 euros anuales por este tributo, lo que viene a representar el 7% de los ingresos previstos por impuestos directos para este año”, asevera Penalva.

Asimismo, el portavoz ha recordado que las sentencias del Tribunal Constitucional de 2017 y 2019 contenían ya un mandato para llevar a cabo las modificaciones o adaptaciones del régimen legal del impuesto de plusvalía. “Pese a ello, los sucesivos gobiernos no han completado la reforma exigida. De ahí que IU-Verdes de Cieza considere que las entidades locales no deben asumir en ningún caso las consecuencias de una regulación estatal incorrecta y extemporánea”, prosigue.

El impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana (IIVTNU), más conocido como impuesto de plusvalía municipal, es un tributo directo que depende de los ayuntamientos. Se paga cuando una persona vende, dona o hereda una vivienda. Esta figura fiscal grava en realidad la revalorización que han sufrido los terrenos urbanos sobre los que está construida una casa desde el momento de la compra hasta que se ha traspasado.

Penalva ha explicado que la nueva norma “mejora el cálculo de la base imponible para garantizar que los contribuyentes que no obtengan una ganancia por la venta del inmueble queden exentos de pagar el tributo. Así, con el real decreto-ley se prevé que si el contribuyente demuestra que la plusvalía real es inferior a la calculada con el valor catastral, podrá tributar en función de la plusvalía real obtenida al traspasar el inmueble —la diferencia entre el precio de venta y el de compra—. La norma permitirá a los ayuntamientos comprobar estos cálculos para evitar errores o fraudes”.

Penalva ha concluido diciendo que la reforma del tributo “era necesaria para no estrangular las finanzas municipales, ya que desde el 26 de octubre, fecha en que fue firmada la sentencia, los consistorios no podían exigir la liquidación del gravamen al ser considerado inconstitucional su método de cálculo”.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario