Un empresario de Cieza que denunció por amenazas pide que el acusado no ingrese en prisión

Un  conocido empresario de Cieza, que hace dos años denunció por amenazas a otro vecino de la localidad con numerosos antecedentes penales, solicita en el juicio que el acusado no vaya a prisión. Según consta en la denuncia, el supuesto extorsionador le pidió que le diera «20.000 euros o si no le pegaría un tiro en la pierna»

Crónicas de Siyâsa

Mañana quedará visto para sentencia, en la Audiencia Provincial de Murcia, el caso de un empresario de Cieza que, supuestamente, hace dos años sufrió una extorsión por parte de otro vecino de la localidad, éste último con numerosos antecedentes policiales.

En la segunda sesión celebrada en la mañana de hoy y que ha contado con la asistencia de un jurado popular, el empresario ciezano ha solicitado al tribunal que el acusado, al que conoce desde la infancia, no ingrese en prisión. Ha manifestó que, pese a las amenazas, nunca temió por su vida y que, si al final lo denunció, fue para que dejara de molestarlo a él y a su familia.

Los hechos sucedieron en el verano de 2014 cuando, según consta en la denuncia, el acusado concretó una cita con el denunciante por la sustracción del vehículo del empresario sucedida veinte años atrás. Por este hecho delictivo el acusado fue condenado a dos años y medio de prisión. Durante la reunión, supuestamente, el acusado solicitó al empresario que le indemnizara con 20.000 euros, ya que él alegaba no haber cometido ese delito, o en caso contrario le «pegaría un tiro en la pierna».

Por su parte, el empresario niega cualquier responsabilidad en esa condena pues «yo presenté la denuncia por el robo, pero sin señalar a persona alguna como autor del mismo, ya que lo desconocía, y si el Juzgado lo declaró culpable fue por la declaración de dos testigos, no por mí, que ni siquiera acudí al juicio».

El acusado, a su vez, ha declarado que nunca exigió dinero alguno, y que lo único que le pidió cuando lo invitó a la cita celebrada en una calle de Cieza fue que intentara reabrir el caso y que señalara al auténtico autor de la sustracción, ya que él no había sido.

Finalmente, mañana será la última sesión y el juicio quedará visto para sentencia. En la mañana de hoy, la fiscalía ha rebajado la petición de condena a dos años, puesto que en un principio se solicitaba de tres a cinco años.

 

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario