“El Pleno impulsa la instalación de placas solares y térmicas bonificando el IBI”

Antonio Ignacio Martínez-Real valora el Pleno municipal de septiembre

Crónicas de Siyâsa/Equipo de Gobierno

En uno de los puntos del Pleno Ordinario de Septiembre, el Gobierno proponía modificar la Ordenanza del IBI para facilitar el acceso a la bonificación del IBI mediante la instalación de placas solares o térmicas, dicha modificación consistía en rebajar de 3,3Kw a 2,3 Kw la exigencia de potencia que debe de tener cada placa instalada por cada 100m2. Según el concejal Antonio Ignacio Martínez-Real, “se pretende hacer más atractivo para nuestros vecinos la apuesta por las energías renovables”.

Asimismo, también fue apoyada una moción del PP para que los nuevos vehículos que adquiera el Consistorio sean eléctricos o híbridos. Desde el Gobierno municipal se considera que “esa propuesta va en la línea de lo que se viene realizando en la apuesta por el uso de vehículos eléctricos, tal y como se ha demostrado con la instalación de puntos de recarga de vehículos o con la creación de una bonificación en el impuesto de vehículos para los eléctricos e híbridos”, destaca el edil. Por otro lado, ante una propuesta de Ciudadanos que pedía devolver las tasas abonadas por los usuarios en un proceso selectivo de personal, el equipo de Gobierno Local presentaba una enmienda que fue aprobada en la que se “comprometía”, en un plazo de dos meses, a poner en marcha el proceso de selección para los usuarios que quieran continuar o devolver las tasas para aquellos que desistan en sus pretensiones.

En otro orden de cosas, y a raíz de unas preguntas en el punto de ruegos y preguntas, se volvió a tratar el tema de la ‘Manzana del Cocodrilo’. Antonio Ignacio Martínez-Real vuelve a reiterar que “se trata de una actuación privada que viene reflejada en el PGMO de 2008, año en que se constituía la Junta de Compensación para

desarrollar el proyecto. Tal y como se ha manifestado en numerosas ocasiones, desde el Gobierno local no se contempla la opción de expropiar, al no considerarse que esté justificado utilizar esa herramienta precisamente para hacer lo contrario de lo que dice el PGMO, lo que daría lugar a una posible ilegalidad de incalculables consecuencias económicas, Por ello, desde el gobierno no se emprenderá ningún camino cuyo coste se desconozca, evitando así que podamos tener un nuevo V6. A fin de evitar esos problemas se ha estudiado adquirir la manzana por el precio establecido en valoraciones municipales y aceptado por el Jurado de Expropiaciones (justiprecio), 4 millones aproximadamente, pero no ha sido posible el acuerdo en esos términos”. Martínez-Real también recuerda que el actual proyecto contempla una calle de nueve metros de ancho “que conectaría el Paseo, y que en un futuro será peatonal, con la zona por donde circulará el tráfico rodado, por lo que no parece muy apropiado querer ampliar esa calle de  nueve metros de ancho a 17 metros (la mitad de la manzana) y entrar en un procedimiento judicial de incalculables consecuencias. Valga como ejemplo que en el asunto del V6 el Plan General sí contemplaba la expropiación y finalmente se abonó una cantidad diez veces superior a la establecida por el justiprecio, por lo que iniciar ahora una expropiación sin contemplarla el PGMO y en una zona donde además se cumplen los estándares de zona verde sería, sin duda, temerario e irresponsable.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario