El Centro de Interpretación del Cañón de Almadenes vuelve a la actividad

Tras varios meses de inactividad vuelve a abrir sus puertas con el objetivo de convertirse en un importante atractivo turístico de Cieza

Javier Gómez Bueno

El Centro de Interpretación de Almadenes vuelve a abrir sus puertas al público después de unos meses de inactividad y tras un cambio de empresa adjudicataria. La empresa Medrianpar, S.L., adjudicataria del contrato de concesión de servicios para la gestión y explotación del centro ha cedido dicho contrato a la también empresa ciezana Buitreaventuras, esta última especializada en turismo activo y de naturaleza.

El centro se encuentra próximo al Cañón de Almadenes, un lugar de inestimable valor ecológico y natural. Fue inaugurado en el año 2015 por el entonces Gobierno municipal de Partido Popular, pero no se desarrolló actividad en él hasta que en octubre de 2019 fue adjudicado por el actual equipo de Gobierno a la empresa Medriampar, S.L., quien finalmente ha cedido la adjudicación a Buitreaventuras.

Según Antonio Moya, concejal de Turismo de Cieza, este centro de interpretación “supone un importante elemento dinamizador del turismo de naturaleza y supone un elemento clave para la conservación del espacio”. La finalidad principal, prosigue el edil, “es la de establecer un programa educativo que informe a los destinatarios de los valores naturales, arqueológicos y culturales del espacio protegido, inculcando actitudes positivas a través del desarrollo de experiencias educativas in situ, así como actividades de turismo activo y de naturaleza compatibles con la conservación de los valores del espacio”.

La nueva empresa adjudicataria también es poseedora del Complejo Rural de La Torre, donde podrían pernoctar los visitantes, y desarrolla actividades en el pantano del Quípar, como el padel surf. Asimismo, en el mismo Cañón de Almadenes realiza actividades en la Vía Ferrata; barranquismo en el Barranco de la Higuera; rutas de senderismo; de espeleología; y visitas a la Cueva del Arco. Además, están estudiando la coordinación de visitas a pie, junto con la empresa Stipa, a la Cueva de la Serreta.

Dentro del centro las actividades consistirán en talleres de manualidades y visitas concertadas de colegios, institutos y organizaciones juveniles. También se dará a conocer la flora y fauna del entorno del cañón a través de las instalaciones acondicionadas del propio centro de interpretación y cuenta con servicio de bar para los visitantes.

Este espacio natural se encuentra incluido en el Plan Especial de Protección ‘Sierra de la Palera, Almadenes, Los Losares y Almorchón’ y en la Red de Áreas de Protección para la Fauna Silvestre ‘Embalse de Alfonso XIII, Cagitán y Almadenes’. Además, las Fuentes del Gorgotón y Almadenes, a escasos metros del centro de interpretación, conforman un lugar de interés geológico. Asimismo, se ubica, muy próxima al centro, una de las estaciones de arte rupestre más significativas de la Región de Murcia, declarada en 1998 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, donde destacan la Cueva de la Serreta y la de Cueva del Arco.

Antonio Moya, ha querido “agradecer” el esfuerzo realizado por Medrianpar, S.L., y le desea “toda la suerte del mundo” a Buitreaventuras: “una empresa ciezana puntera en el turismo de naturaleza y que pondrá en valor y dará a conocer el gran tesoro que es el Cañón de Almadenes, tanto a nivel de turismo activo y de naturaleza como a nivel cultural”. En este sentido, el concejal está convencido de que esta nueva apertura “contribuirá al desarrollo turístico y económico de la ciudad”.

El entorno del Cañón de Almadenes

El Centro de Interpretación del Cañón de Almadenes se encuentra situado en el curso alto del río Segura a su paso por la Región de Murcia, entre los municipios de Calasparra y Cieza, donde las aguas del río crean un magnífico cañón, de unos 4 kilómetros de longitud, con paredes verticales por encima de los 100 metros en algunos puntos, aprovechando los accidentes tectónicos y los plegamientos al atravesar las sierras del Molino la Palera.

Finalmente, la acción del agua sobre la roca caliza origina diversas formaciones kársticas y surgencias de agua de gran belleza paisajística. Su alto valor ecológico queda de manifiesto en la proliferación del bosque galería, extendido por las riberas fluviales, así como por la rica fauna asociada a él, ya que el bosque actúa como corredor ecológico tanto para especies terrestres como acuáticas.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario