El Ayuntamiento de Cieza quiere establecer un precio único para la venta de fruta de las cooperativas de la localidad

Pretende hacerlo instalando un Centro de Comercialización donde se pacten los precios para hacer frente a la especulación de los distribuidores

Javier Gómez Bueno

La agricultura en Cieza pretende obtener visibilidad y establecer un Centro de Comercialización único para la fruta ciezana de las cooperativas y para ello se va a celebrar el próximo fin de semana, del 14 al 16 de febrero, las II Agrojornadas y la II Feria de la Agricultura. Las mismas son de especial importancia en un municipio donde la agricultura es el motor económico. Están organizadas por la Oficina del Agricultor de COAG y cuentan con la colaboración de la Concejalía de Agricultura y SantanderAgro.

En este sentido, la agricultura será la protagonista en las jornadas preparadas para el 14 de febrero en el Teatro Capitol. Para complementar las jornadas, los días del 14 al 16 de febrero, en la Plaza de España, se situará la II Expo. Maquinaria Agrícola, donde se podrán visitar distintos expositores agrícolas y maquinaria.

La presentación de las jornadas será a las 10:00 horas y la realizarán: Andrés Marín, presidente de COAG-IR Cieza, y el concejal de Agricultura, Antonio Alberto Moya. Los temas escogidos para las conferencias entroncan en el futuro y la economía. Los ponentes serán: el responsable nacional del sector de frutas y hortalizas de COAG, Andrés Góngora y el presidente de Alimer y Sermuco, Julián Díaz. En la segunda parte del acto de entregarán una serie de insignias y reconocimientos: ‘Melocotón de Oro’, ‘Joven Agricultor’ y ‘A toda una vida’.

Esta iniciativa se basa, según el concejal de Agricultura, Antonio Moya, en la continuidad de la antigua Feria del Melocotón que se celebraba en Cieza a mediados de la década de los ochenta del siglo pasado, “pero en esta ocasión trasladando la fiesta del final de la campaña de fruta al inicio, que viene marcado por la campaña de aclareo”.foto2

Asimismo, el objetivo principal, además del establecimiento del precio único para las cooperativas, de estas iniciativas consiste en “poner el valor el trabajo de los agricultores de Cieza, ya que ellos, con su esfuerzo y sudor, son los verdaderos artífices de Floración”, subraya Moya, en referencia al inminente inicio del proyecto turístico municipal que está dando a conocer el nombre de la localidad en todo el territorio nacional. De hecho, este es el segundo año en el que estas jornadas se celebran en febrero “como antesala de Floración”, destaca el edil.

Mientras los agricultores se manifiestan en diferentes localidades del país, en Cieza se acogerán diversas ponencias para reducir la incertidumbre en el sector. Ante la panorámica adversa para los agricultores, debido al reducido precio que se paga por la fruta en origen al tiempo que se multiplica el de venta al público, desde el Consitorio ciezano se están dando los pasos para unificar los precios de venta agrícolas en Cieza.

Para ello, según Moya, “es necesario que dispongamos de una IGP (Indicación Geográfica Protegida) del melocotón ciezano, que ya está en proceso de tramitación. Posteriormente, las instalaciones municipales del Centro del Agricultor albergarían el Centro de Comercialización, donde se establecerían los precios con el objetivo de evitar los que marcan los distribuidores”. De esta forma, considera que se puede vislumbrar una solución a los bajos precios que se le paga al agricultor en origen. Presionando incluso con la retirada de cantidades de producto si los precios que ofertan los distribuidores no satisfacen las demandas de los agricultores.

En el ámbito nacional, Antonio Moya considera que es necesario que se implique el Ministerio de Agricultura como interlocutor válido entre los agricultores y las grandes superficies. “Tomando como medida que el mercado se abra a inicios de mayo en lugar de inicios de junio se evitaría la acumulación de la fruta en las cooperativas y, por tanto, los agricultores nos estarían obligados a vender su fruta al precio que sea para no perderla”.

Por otra parte, según fuentes consultadas, los agricultores acogen con satisfacción la celebración tanto de las jornadas como de la feria agrícola y, especialmente, el proyecto del Centro de Comercialización, que podría establecer un precio único para la fruta ciezana, ya que esta es una de las principales quejas que tienen los agricultores sobre su sector. Es precisamente la falta de regulación y los precios bajos en origen, en ocasiones por debajo del precio de coste de producción, lo que conlleva al malestar general en la agricultura y a la ruina de los pequeños propietarios agrícolas. Urge, por tanto, una solución a este problema.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario