Editorial

LA PROGRAMACIÓN DE FERIA Y EL AGRESOR REINCIDENTE

Otro año más encaramos la recta final para iniciar la semana por antonomasia de Cieza: sus fiestas patronales. La Feria y Fiestas de Cieza 2019 calentó los motores esta semana con la presentación de la programación de la misma que se llevó a cabo en el Museo Siyâsa.

Una semana que es esperada con ilusión por miles de ciezanos y ciezanas. En esta programación ha quedado de manifiesto que se prosigue con la diversificación de lugares de la fiesta: la Plaza de España, el Balcón del Muro, La Era y la zona de atracciones infantiles. Todo se ha realizado pensando en todos los públicos; que guste más o menos ya es cuestión de prioridades. Pero presenta un buen aspecto.

Crónicas de Siyâsa, este medio de comunicación, también vivirá estas fiestas con intensidad, ya que vamos de la mano de ellas: cumplimos nuestro primer aniversario en la edición impresa; para nosotros también es un momento único y especial.

Por otro lado, mucho menos agradable, esta semana hemos conocido una noticia triste para la localidad. La misma consiste en la agresión sufrida por un joven de Cieza a manos de otro que, además, es, lamentablemente, reincidente en estas lides.

Este joven, hace apenas cuatro años y cuando era menor de edad, alentó a su progenitor para que golpease con un bate de béisbol a un ciudadano de la localidad que recriminaba su comportamiento agresivo, insultos incluidos, a una persona mayor. Y hace apenas ocho meses agredió a otra persona provocando que cayera en coma.

En aquel momento, desde ese medio de comunicación, exigimos que cayera sobre él todo el peso de la justicia. Sin embargo, no ha sido así. La justicia en España, en ocasiones, resulta demasiado laxa y permite estas reincidencias atroces.

Esta persona está demostrando, con sus salvajes acciones, que no está, ahora mismo, capacitada para vivir en sociedad debido al grave peligro que entraña para la misma. Esperemos que esta vez sí actúe la justicia en consecuencia y lo mantenga “apartado de circulación” durante un tiempo suficientemente prudencial. Por el bien de todos.

Por último, nos vamos a despedir con un buen sabor de boca. El Consistorio ciezano ha conseguido la subvención para que el Museo de la calle Cadenas se convierta en un Centro de Estudios y Formación de Arte Rupestre, Prehistoria y Arqueología Experimental. De esta forma, se rehabilitará un edificio emblemático de la localidad que estaba en desuso y se revitalizará la vida cultural de Cieza. Por tanto, una buena noticia de la que nos alegramos.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario