Editorial

NO HAY QUE RELAJARSE ANTE EL COVID-19

Relajación. Esa podría ser la clave que esté provocando el aumento ostensible de casos activos de covid-19 en Cieza durante la última semana. Hace poco más de diez días ya lo advertía el doctor Carlos Arenas, gerente del Área de Salud IX a la que pertenece la localidad. Preveía que el municipio estaba próximo a entrar en una fase muy delicada debido, principalmente, a la relajación de la ciudadanía en el mantenimiento de las medidas de distanciamiento social y de las de seguridad.

El caso es que el crecimiento de los contagiados en Cieza ha aumentado alarmantemente. Actualmente, los casos superan los 80: se ha debido poner en cuarenta a toda una clase del colegio Juan Ramón Jiménez por el caso positivo de uno de los alumnos; resultaron positivos cuatro sanitarios de centro situado en el Camino de Madrid; y hay un hospitalizado que días antes estuvo en una comunión, por lo que podría haber más contagiados cuando salgan los resultados de las PCR que se les está practicando al resto de asistentes; aunque deseamos que no sea así. La relajación y el inicio del curso escolar, donde la Comunidad Autónoma no ha tomado las medidas pertinentes, puede ser el combustible indeseado para la extensión del covid-19.

Parece que no hemos aprendido nada o que no queremos aprender de todo lo que nos ha tocado padecer en los últimos seis meses. No ha sido suficiente ver las cifras con miles de compatriotas fallecidos y el colapso del sistema sanitario. Todavía hay quien piensa que la pandemia no es para tanto o que se cree invulnerable a ella. Está claro que no es toda la población, pero sí se aprecia, paseando por las calles de Cieza, que muchos se han relajado.

En múltiples editoriales hemos hablado de esto mismo. No había que relajarse. Que todos queremos volver a llevar la vida anterior a esta pesadilla es algo obvio. Sin embargo, la relajación solo puede conducirnos a un rebrote de coronavirus de consecuencias funestas, tanto sanitarias como económicas. Y además retrasará la normalización de nuestras vidas.

Por ello, volvemos a rogar, y no nos cansaremos de solicitarlo, que es imprescindible que respetemos todas las medidas de distanciamiento y de seguridad y que no nos relajemos. Esto repercutirá positivamente en la salud y el bienestar de nuestros familiares y amigos. En definitiva, en el bienestar de toda la sociedad ciezana.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario