Editorial

LA NAVIDAD DE CIEZA EN PANDEMIA

Se va a poder celebrar la Navidad en familia. Así se ha decidido esta semana. Un máximo de 10 personas por reunión y de dos grupos familiares distintos en la misma. Esta es una noticia que alegra a la mayoría de la población, deseosa de reunirse con su familia en estas fechas tan especiales y de olvidar, aunque sea por unos días, la pesadilla en la que nos ha imbuido el covid-19.

Pero el problema radica en que el Gobierno de España no ha previsto para los desplazamientos ningún tipo de justificante, ni tiene posibilidad material para controlar el número efectivo de personas que habrá este año en cada hogar en los días más señalados de la Navidad. Apela, por tanto, a la responsabilidad ciudadana, que, por otra parte, ha demostrado dicha responsabilidad a medias: es decir, no todos. Y si en esta cadena un eslabón se rompe no sirve de nada el esfuerzo de muchos y la pandemia continúa su curso.

Por tanto, este año, aunque resulte doloroso, debemos asimilar que celebraremos una Navidad distinta y concienciarnos de que hay que respetar escrupulosamente las normas. No actuar con responsabilidad y sentido común nos puede derivar a otro escenario dantesco a partir de enero. Así que, por favor, seamos cívicos y consecuentes con el resto de la ciudadanía y, principalmente, con nuestros mayores. Así ganaremos todos.

En este ámbito navideño el Consistorio ciezano ha emprendido una campaña de apoyo al comercio local de la localidad, tan castigado por esta pandemia y tan necesitado de la ayuda de todos sus conciudadanos. Es loable este tipo de iniciativas que tratan de reactivar la economía del municipio. Además, los comercios también necesitan que los ciezanos y ciezanas les mostremos nuestro apoyo, y esto se debe efectuando nuestras compras navideñas, y todo lo que nos haga falta, en los comercios locales. Eso sí, siempre con prudencia y aprovechando también la facilidad que nos proporciona poder hacerlo on line. Pero consumiendo en Cieza, por el bien de la economía local.

Finalmente, en el ámbito político lo más destacado del Pleno de diciembre sucedió con la propuesta del PP de cambiar la dedicación temporal y salarial en el cargo de coordinador. Poco antes se había conocido el resultado del informe de Intervención que suspendía de sueldo a María Turpín, coordinadora popular, y solicitaba el reintegro de las cantidades salariales percibidas al considerar que existía incompatibilidad en el desempeño de sus funciones como edil liberada al 100% y su trabajo por cuenta propia, aunque todavía cabe recurso en la vía contencioso-administrativa.

La propuesta de reducción fue rechazada por el Pleno, solamente con los votos favorables del PP y Ciudadanos. PSOE, IU- Verdes, Vox y la concejala no adscrita Laura Villa votaron en contra. Este hecho provoca dos daños para los populares. Por un lado, la pérdida de los recursos económicos de la liberación correspondiente al cargo de coordinador y, por otro lado, el desgaste que les puede ocasionar el posicionamiento en contra de uno de sus socios hipotéticos en un futuro gobierno: Vox, que solicitó la dimisión de la concejala. La oposición no rema en la misma dirección, solo Ciudadanos apoyó al PP.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario