Editorial

HAY QUE SEGUIR COMBATIENDO AL COVID-19 EN CIEZA

La segunda oleada del covid-19 no da tregua. Los sobresaltos y las oscilaciones son constantes. El fin de semana pasado llegamos casi a la centena de casos activos en Cieza para, posteriormente, bajar ligeramente de los niveles de la semana pasada, con 73 casos. Entre medias hemos sufrido el confinamiento, debido a casos positivos de alumnos, de dos aulas en dos colegios distintos, el Gerónimo Belda y el Antonio Buitrago Gómez, que se unen a la del inicio de curso en el colegio Juan Ramón Jiménez. Son sobresaltos que nos advierten de la peligrosidad de este virus, y eso a pesar de que las medidas sanitarias en los centros docentes son máximas. Por tanto, habrá que adaptarse a esta nueva realidad.

Por otro lado, las hospitalizaciones no han variado mucho, entre cinco y seis, y, por el momento, no son cifras ni casos alarmantes como en otros municipios de la Región de Murcia y de España.

Sin embargo, la relajación se sigue percibiendo en parte de la ciudadanía que parece considerar que “esto no va con ellos”. Es ineludible el compromiso de toda la ciudadanía para derrotar al covid-19. El comportamiento impredecible y el alto nivel de contagio que tiene el coronavirus solo pueden ser vencidos con la lucha conjunta de todos. Como si fuera una maquinaria bien engrasada, la sociedad debe remar en la misma dirección. Si alguna pieza de no funciona correctamente (en este caso no actúa), la máquina tampoco puede funcionar y deja resquicios por donde “el bicho” puede “campar a sus anchas”.

La realidad que nos espera será fluctuante siempre y cuando no seamos capaces de trabajar en equipo en pos del bien común. Al menos mientras no exista una vacuna o no se genere una “inmunidad de rebaño”. Por tanto, debemos ser consecuentes y extremadamente cautelosos sin que cunda el pánico. Solamente la solidaridad con nuestros conciudadanos y la precaución nos puede llevar a que tengamos un final feliz. Ese que tanto deseamos todos. Para ello es indispensable la paciencia y no tener prisa por volver a nuestras vidas tal cual eran antes de la pandemia, ya que en caso contrario flaco favor estamos haciendo al conjunto de la sociedad.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario