Editorial

LA FERIA Y FIESTAS DE CIEZA 2021

Ya se palpa en el ambiente el espíritu la Feria y Fiestas de Cieza 2021. Faltan apenas unas horas para que dé comienzo la semana grande de la localidad y se respira el ambiente festivo en el trasiego de los detalles de última hora. Se realizó el pregón a cargo de la Asociación de Hosteleros de Cieza, un sector muy castigado por las restricciones de la pandemia; se ha instalado el alumbrado ferial; y se ultima también la instalación de las tascas en la Plaza de España. Después de un año de ausencia, donde San Bartolomé no despareció pues anidaba en los corazones de los ciezanos y de las ciezanas, el patrón del municipio está preparado para su merecido homenaje.

Sin embargo, todos los preparativos no pueden ocultarnos la realidad. Esta Feria y Fiestas de Cieza no será tal y como estábamos acostumbrados. Y de esa realidad debemos ser muy conscientes. La responsabilidad, la prudencia y la solidaridad deben reinar más que nunca en el espíritu de todos.

El Ayuntamiento de Cieza, a través de distintas concejalías, ha realizado una programación adaptada a las circunstancias sanitarias. No se han incorporado las actividades más proclives a las aglomeraciones; se han establecido rigurosos aforos, por debajo incluso de lo recomendado por las autoridades sanitarias; y se han destinados unos recursos importantes para que la seguridad de la ciudadanía prevalezca por encima de cualquier otra circunstancia.

Todos deseamos que la pesadilla del covid-19 quede atrás en nuestras vidas y recuperar la normalidad. Una forma de afianzarnos en la creencia de que es así sería celebrar una Feria Fiestas como siempre la hemos llevado a cabo. Pero esto no es posible y podría conducirnos a que esa normalidad que anhelamos tarde todavía más en llegar.

Todo ello no es óbice para que sí podamos disfrutar de esta Feria y Fiestas con moderación y cumpliendo estrictamente, por parte de todos, las medidas sanitarias. Aunque sabemos que no será igual, nuestra responsabilidad ciudadana así nos lo exige y no por ello, como decimos, se dejará de celebrar, pero con moderación. Por tanto, apelamos a la ciudadanía ciezana para que sea responsable y consecuente con sus actos y para que no relaje, en ningún momento, en el cumplimiento de las medidas sanitarias. Como recomendábamos al inicio de estas líneas, tenemos que ser prudentes, responsables y solidarios, por el bien de todos. ¡Y que viva San Bartolomé!

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario