Editorial

LA ESCUELA CIEZANA DE ÁFRICA Y LA EDUCACIÓN EN MURCIA

El nombre de la localidad resuena en el corazón de África, concretamente entre los miembros de la tribu massai que habita en Tanzania, por un hecho muy positivo. Gracias al esfuerzo y empeño de tres cooperantes ciezanos como son Samuel Buitrago, Silvia Rodríguez y José Ángel Martínez, junto con las aportaciones económicas de muchos ciezanos y ciezanas, se ha reabierto la Black Stone School Cieza, una pequeña escuela en la que se les ofrecerá la oportunidad de acceder a la Educación a unos 40 niños de entre tres y siete años en una tierra donde faltan los aspectos más elementales y esenciales que disfrutamos en la sociedad occidental.

La escuela, que como no podría ser de otra forma luce el nombre del municipio, no podría haber visto la luz sin la loable acción de estos cooperantes altruistas que muestran, con su acción, la solidaridad y empatía del ser humano hacia sus congéneres, lo que hace que, a pesar de las muchas acciones negativas que desgraciadamente vemos a diario, sirva para mantener la fe en el ser humano.

Solo queda felicitar a los tres cooperantes y animar a todos los ciezanos y ciezanos para que participen en el proyecto de amadrinamiento y apadrinamiento que se ha iniciado, por solo 10 euros mensuales, para asegurar la continuidad de la escuela. La sociedad necesita de más acciones de este tipo. Y además el nombre de Cieza resuena con fuerza en la sabana, entre los massais.

El siguiente apartado de este editorial lo vamos a dedicar también a la Educación, concretamente a la de la Región de Murcia, incluida Cieza, que contrasta negativamente con lo que les acabamos de mencionar. Mabel Campuzano, tránsfuga de Vox y consejera de Educación, ha menospreciado y ultrajado a la comunidad educativa. El pasado lunes comenzaron las clases en Infantil y Primaria y este lunes empiezan las de Secundaria, con el lamentable balance de que los alumnos y alumnas se incorporan a las aulas antes que los profesores interinos que les tienen que dar clases. Se han retrasado las adjudicaciones de dichos docentes con un único objetivo: ahorrarse todo el dinero posible en el pago de nóminas, a la vez que se perjudica al profesorado interino pues se le ponen más trabas para que puedan ejercer 255 días en el curso escolar y poder optar así a que se les retribuya el periodo veraniego.

Pero el dislate es todavía mayor cuando Campuzano prescinde de los 1.500 docentes contratados el curso anterior como refuerzos por las medidas covid (al contrario de lo que ha sucedido en otras comunidades como Castilla La Mancha o Valencia) De hecho, es la única comunidad que los ha suprimido por completo los refuerzos. Es decir, este curso habrá plena presencialidad del alumnado, no se realizarán desdobles para bajar la ratio y exigen que se cumplan las medidas de distanciamiento impuestas por la pandemia. La máxima coloquial del “bueno, bonito y barato” que en estas circunstancias parece una quimera, con el agravante de que todos los alumnos de Infantil y Primaria, menores de 12 años, todavía no están vacunados. De esta forma se pone en riesgo la salud de la comunidad educativa por el espurio trasfondo económico.

La Educación es uno de los pilares básicos de la sociedad, junto con la Sanidad y el sistema de pensiones. Si estos servicios públicos son financiados por los ciudadanos con sus impuestos cabe exigir que se administren correctamente y que no se merme la calidad del servicio. Con estas decisiones, Mabel Campuzano, de escaso bagaje político, desmantela la Educación pública y queda patente, por su negligencia, que solamente está en este cargo tan importante por haber votado a favor del presidente regional López Miras en la moción de censura.

Resulta sangrante comparar las medidas y acciones de ambos casos, el de los cooperantes y el de la consejera. Juzguen ustedes mismos.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario