Editorial

LA CABALGATA DE REYES MAGOS DE CIEZA

La OJE de Cieza lo ha vuelto a hacer, y ya van casi siete décadas siendo fieles a la tradición y consiguiendo que los niños y niñas de la localidad puedan disfrutar de la magia de la Cabalgata de los Reyes Magos. Y eso a pesar de que pocos días antes de que se llevase a cabo la presentación oficial de la misma en rueda de prensa la asociación ciezana sufriera un varapalo: las nuevas medidas sanitarias ante el incremento de la pandemia obligaban a que se realizase una cabalgata estática o con el público sentado.

Rápidamente, y con el afán altruista de siempre, tuvieron que adaptar toda la planificación que llevaban desarrollada a las circunstancias. Pero el espíritu de sus miembros los consiguió y adaptaron la infraestructura y la organización para que los más pequeños del municipio no se perdieran un momento tan especial, igual que hicieron el año anterior, y, nuevamente, los Reyes Magos vencieron al covid.

Fruto de ello ha sido la cabalgata estática que ha tenido lugar en el parque Príncipe de Asturias, que fue visitada, escalonadamente, por más de 7.000 personas. Con un único objetivo: que los niños y niñas de Cieza se volvieran a ilusionar tal y como llevan haciendo desde hace casi 70 años de la mano de OJE Cieza. Porque la Navidad no sería la misma sin el colofón final de la Cabalgata de los Reyes Magos.

La asociación, nuevamente, vuelve a demostrar que son una parte imprescindible de la socialización local y del mantenimiento de nuestras costumbres. Por ello, desde estas líneas, solo podemos agradecerles, de corazón, todo lo que aportan, de forma infatigable, para el bienestar del municipio. ¡Muchas gracias por todo!

Por otra parte, el Gobierno de España ha tomado la decisión, ante esta sexta ola de la variante Ómicron, que tiene una alta contagiosidad pero efectos más leves en la mayoría de los casos, de que la población alcance la inmunidad de rebaño mediante el contagio. Porque otra razón no se vislumbra con las medidas que se han tomado: reducción de cuarentenas y mínimas restricciones. No queremos decir que esa actuación, si está bien fundamentada y asesorada por los expertos sanitarios, no sea correcta, pero sí que está cometiendo un error, y este consiste en no explicarlo públicamente.

Los ciudadanos y ciudadanas tienen el derecho de que sus gobernantes sean claros y sinceros con la toma de decisiones que les afectan, máxime teniendo en cuenta la importancia de esta. Independientemente del error o acierto de la medida, lo que puede generar esta falta de transparencia es desapego político. Y eso es algo de lo que va sobrada nuestra sociedad.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario