Editorial

EL ARCHIVO DE LA DENUNCIA DEL PP DE CIEZA CONTRA FRANCISCO SAORÍN Y PASCUAL LUCAS

La semana pasada se aprobaron los presupuestos municipales de Cieza para 2021, un hecho que les anunciamos la semana anterior, desglosando las cantidades más importantes en primicia, y que se han visto ratificados durante la celebración del Pleno extraordinario celebrado a tal efecto.

En el anterior editorial analizamos los mismos. Unos presupuestos continuistas en la senda iniciada por la apuesta del Gobierno local por las políticas sociales y la moderación de la deuda municipal.

Sin embargo, en el ámbito político la semana pasada el foco de atención se puso en el archivo de la denuncia interpuesta por el PP contra Pascual Lucas y Francisco Saorín, que fueron acusados por supuestos delitos de malversación, prevaricación y tráfico de influencias por la contratación de una valla de publicidad en 2019 que los populares consideraron que vulneraba la ley electoral.

Finalmente, la Fiscalía ha archivado la misma al no apreciar indicios de delito en la actuación de ambos dirigentes municipales. Este hecho supone un “espaldarazo” para el Gobierno local y un “revés” para el PP, que tendrá que planificar mejor su estrategia de oposición y ser consecuente con las reclamaciones que solicitaba sobre el asunto antes de que este fuera resuelto por la justicia.

Es totalmente lícito presentar las denuncias que se estimen oportunas si se considera que algún representante municipal está vulnerando la ley. En este sentido, también hay que mantener la prudencia necesaria para no juzgar antes de que lo hagan los órganos competentes, ya que, además de la irresponsabilidad política que se comete, deja en una delicada situación a quien así actúa y le resta credibilidad ante el electorado y la ciudadanía en general.

En este asunto, el PP ha cometido un grave error. Los populares intentaron llevar a cabo un juicio paralelo de cara a la opinión pública y la justicia no ha admitido sus argumentos. Se solicitaron las dimisiones de Saorín y de Lucas antes de que la Fiscalía estudiase la denuncia. Su actuación política ha quedado claramente dañada, otra vez, esta legislatura.

Los populares confían en obtener más votos que en las últimas elecciones debido a la latente desintegración de Ciudadanos, a nivel nacional, y a la disputa interna de Vox, a nivel local. Sin embargo, la clave de los réditos políticos en unas elecciones locales no siempre está en consonancia con la dinámica nacional. Este hecho es algo que el PP no debería menospreciar. Necesitan cambiar el rumbo de la política de oposición que está realizando en Cieza, puesto que han optado por una oposición de confrontación, una huida hacia adelante, que está provocando que se le vean “las costuras”, las carencias políticas que padece en la localidad. Alguien debería asesorar a la cúpula local del PP y comunicarles que el camino que siguen les sitúa frente al abismo. En numerosas ocasiones hemos podido contemplar como los resultados en las elecciones municipales distan mucho de los resultados a nivel nacional. En las municipales no priman tanto las siglas; priman los hechos y los nombres. Y en este ámbito es donde el PP está lastrando sus opciones de gobierno.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario