Editorial

ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS ELECTORALES

El pasado domingo habló la voz del pueblo. Los ciezanos y ciezanas han decidido el futuro de la localidad durante los próximos cuatro años. Y los resultados, en algunos casos, han sido sorprendentes.

La victoria del PSOE ha sido demolerá, indudable. Pascual Lucas repetirá como regente del municipio. Los socialistas obtienen diez concejales y se quedan a solo uno de la mayoría absoluta. De esta manera, la formación de izquierdas ve premiado el trabajo realizado durante la legislatura. Se preveía un ascenso socialista, pero sorprende que casi lleguen a la mayoría absoluta. Los ciudadanos y ciudadanas han tenido en cuenta la revitalización de la ciudad en diversos ámbitos como el turismo, el comercio, la reducción de la deuda municipal y la cultura, entre otros. Además, la figura y el carisma de Lucas se han revalorizado durante su etapa como alcalde. Los resultados del PSOE, en definitiva, son un éxito.

Por su parte, IU-Verdes ha bajado un edil con respecto a 2015, a pesar del buen trabajo realizado en las concejalías de Urbanismo, Obras y Servicios, Servicios Sociales y Participación Ciudadana. Es evidente que el ascenso del PSOE ha mermado a los ecosocialistas. Suele ser tónica general que el ascenso de uno provoque una bajada en el otro y viceversa. Aunque está claro que el ascenso de los socialistas no se debe exclusivamente a la pérdida del concejal de IU-Verdes.

Con respecto al PP de Cieza cabe decir que ha obtenido unos resultados negativos. El desencanto de su electorado ha sido notorio y se ha reflejado en la obtención de solo cinco concejales, cifra históricamente baja para una formación de este calado y que fue la más votada en 2015. Las luchas intestinas que han sufrido, primero entre renovadores y tamayistas, y luego la rebelión contra el propio Fernando Tamayo ha lastrado al partido en exceso. Durante la última legislatura, en lugar de llevar a término una oposición al gobierno se la han hecho a ellos mismos. A última hora se presentó una candidatura compuesta por personas nuevas, que podían aportar regeneración y cosas interesantes para la vida política de Cieza, pero también continuaron otras de la vieja guardia tamayista. Los populares deben centrarse en hacer una oposición eficaz y olvidarse de rencillas. Este resultado electoral les indica cuál es el camino que deben seguir.

Sin embargo, el desencanto de los votantes populares no ha sido aprovechado por Ciudadanos como se podía prever. La formación naranja ha conseguido pasar de uno a dos concejales, pero, como su propio dirigente indica, las expectativas eran mayores y no han logrado  atraer más votantes del PP. En las elecciones generales de hace un mes les votaron tres mil personas, y en estas 1.160. Cabe reflexionar dónde están los casi dos mil votos que se han quedado en el camino.

Un caso similar es el de Vox, que entra en la Corporación con dos ediles. Al igual que Ciudadanos, en las generales obtuvieron tres mil votos, y un mes después 1.135. Aunque su dirigente local siempre ha sido prudente en este sentido, la nueva irrupción no ha sido tan fuerte como se podía esperar. Ahora quedar saber cómo se desenvolverán y que aportarán al Ayuntamiento.

El análisis de estas elecciones nos deja también la ausencia en la Corporación Municipal de dos partidos: Podemos Cieza y CCCiezanos. La formación morada no ha conseguido mantener ninguno de los ediles que tenía en el Ayuntamiento. Pasará de ser parte del gobierno a no estar representado en el Ayuntamiento. En su contra, además de la tendencia nacional del partido que ha obtenido malos resultados, puede pesar no haber asumido Concejalías desde el inicio de la legislatura. Esa directriz impuesta desde instancias superiores ha podido perjudicarles, porque desde que las asumieron, hace dos años, se han desempeñado solventemente. Por su parte, CCCiezanos, el partido independiente de José Luis Vergara también pierde el edil que poseía. Esta legislatura no habrá representación municipalista en Cieza. En total, casi 1.200 votos de partidos municipalistas y/o regionalistas han acabado en el limbo. La fragmentación del voto ha traído esta consecuencia. La ausencia, tanto de Podemos Cieza como de CCCiezanos, debido al trabajo que desarrollaban y aportaban al conjunto de la política ciezana, supone, sin duda, una importante pérdida para el municipio. Estos partidos eran necesarios en las sesiones plenarias, pero es el pueblo quien lo decide y, por lo menos durante cuatro años, estarán fuera de la institución local.

Por último, falta por definir qué gobierno se formará. Si lo harán los socialistas en solitario (lo pueden hacer en segunda ronda a pesar de que les falte un concejal para la mayoría absoluta); o si lo harán con quien ha sido su socio de gobierno en la última legislatura: IU-Verdes. La otra opción, un pacto PSOE-Ciudadanos parece “muy alejada”, indican fuentes socialistas, aunque la política es impredecible. En todo caso, ambas formaciones, tanto IU-Verdes como Ciudadanos, se han ofrecido a facilitar la gobernabilidad.

La llave de la gobernabilidad la tiene el propio PSOE, que está en una situación cómoda en la que no depende de nadie. La pelota está en su tejado. Puede elegir el camino en solitario, con los problemas que podría acarrear a la hora de que se aprueben las mociones plenarias que presenten por parte de la oposición; o gobernar mediante una alianza de izquierdas con IU-Verdes, una fórmula que ha funcionado en la última legislatura y con la que podrían asegurarse la aprobación de todas las propuestas que presenten en el Pleno Municipal. La decisión es suya.

 

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario