Editorial

EL 50 ANIVERSARIO DEL CEIP GERÓNIMO BELDA

El CEIP Gerónimo Belda, conocido popularmente como ‘El Parque’, ha cumplido medio siglo de vida. Durante el transcurso de esas cinco décadas ha acogido en sus aulas a miles de alumnos y alumnas de la localidad. Fue también el colegio que albergó al alumnado procedente de los campos y parajes de Cieza.

Desde sus comienzos, el centro apostó con fuerza por una educación pública de calidad, lo que hizo que ganase reputación en el municipio y lo posicionó como uno de los colegios de referencia de Cieza.

El tiempo, inexorable, ha transcurrido vertiginosamente. Sin embargo, el centro educativo sigue manteniendo su esencia, la misma que lo ha convertido en algo más que un colegio: en un ente familiar, entrañable y de acogida.

Afortunadamente, a pesar del tiempo transcurrido, sus valores educacionales no han cambiado ni un ápice. Por ello, la ciudadanía de Cieza debe sentirse orgullosa. Además, promete seguir en la misma línea, lo cual es una estupenda noticia para todos y todas. Por tanto, las estupendas vivencias, personales y educacionales, de quienes han tenido el placer de pasar por sus aulas se mantendrán vivas para las futuras generaciones, que seguirán surcando el sendero iniciado hace 50 años.

Desde estas líneas, queremos agradecer a todo el equipo docente que ha ejercido en el colegio su extraordinaria labor en pos de una educación de calidad para el municipio y sus habitantes, y desear que, como mínimo, se pueda celebrar también el centenario.

Por otra parte, el Gobierno municipal ha procedido a la instalación de cámaras junto a los contenedores instalados en el casco urbano. Esta medida se aplica debido al mal uso que se hace de los mismos en determinadas ocasiones, depositando la basura fuera de ellos e incluso dejando elementos inmobiliarios, a pesar de que existe un servicio gratuito exprofeso para ello.

Es deseable que esta medida coercitiva surta efecto para que aquellos que actúan incívicamente, perjudicando evidentemente al resto de la ciudadanía, sean consecuentes con la responsabilidad que requiere la vida social y comunitaria. Quizás de esta forma comprendan que su actitud no les saldrá gratuita, ya que podrán ser identificados y, posteriormente, multados. Habrá que esperar para apreciar si se logra este objetivo: la erradicación del mal uso de los contenedores. Esperamos que así sea, o que, por lo menos, se reduzca este mal uso.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario